Ahoga Florence a las dos Carolinas

517
Florence,Carolinas

AGENCIA REFORMA
Carolina del Sur.- La poderosa tormenta Florence sumió ayer a Carolina del Norte y del Sur en una brutal jornada de lluvias “épicas”, inundaciones y destrucción, que dejó al menos siete muertos más para sumar 12 fallecidos.

Tras tocar tierra el viernes en Wilmington, Carolina del Norte, el meteoro mantuvo ayer su avance a un paso muy lento hacia el interior de Estados Unidos y anoche se encontraba sobre Carolina del Sur, dejando un millón de personas sin electricidad y cientos de miles de evacuados.

El fenómeno meteorológico se estaba convirtiendo en un desastre a dos tiempos: el primero fue el golpe del viernes a la costa al llegar como huracán categoría uno con vientos de más de 140 kilómetros, lo que dejó severos daños.

La segunda fase, la más grave, se empezó a registrar ayer con Florence degradada a tormenta tropical, lo que se tradujo en vientos menos fuertes, pero también en precipitaciones históricas.

Hasta anoche, la tormenta había dejado más de 75 centímetros de lluvia en Carolina del Norte, una cantidad que supera el récord de esa entidad que era de 61, establecido durante el huracán Floyd en 1999.

Sin embargo, las precipitaciones apenas empezaban porque no todo el cuerpo de la tormenta ingresó de inmediato a tierra y las partes restantes estaban llegando del mar con “paredes de agua”.

La amenaza de inundaciones súbitas podría devastar localidades y poner en riesgo presas, caminos y puentes.

“El sistema está descargando cantidades épicas de lluvias y en algunos lugares el volumen de agua caída se mide en centímetros, no en milímetros”, dijo el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper.

Un factor crítico en esa crisis es el lento paso de Florence, que avanzó ayer apenas a cuatro kilómetros por hora y con vientos máximos de tormenta tropical de 75 kilómetros por hora, lo que provocaba que las lluvias récord cayeran en las mismas zonas.

En tanto, la Marina, la Guardia Costera, cuadrillas de civiles y voluntarios utilizaron helicópteros, barcos y vehículos todo terreno para rescatar ayer a cientos de personas atrapadas por la arremetida del ciclón.

En la costa de Wilmington, donde se recibió el primer golpe de Florence, se registraron desórdenes luego de que las primeras tiendas abrieron y cientos de habitantes que llevaban días en sus casas buscaron desesperadamente agua, comida y gasolina.

Se prevé que para las 14 horas de hoy la tormenta deje Carolina del Sur como depresión tropical en una ruta que la llevará al norte y luego, en un recorrido de U, regrese a la costa este y vuelva al mar el martes por el estado de Nueva York.

  • Se prevé que para las 14 horas de hoy la tormenta deje Carolina del Sur como depresión tropical

Comentarios