A excepción de las exsecretarias Sayonara Vargas y Citlali Jaramillo, y quizá del otrora delegado de la Conafor Jaime Galindo, el PRI registró a viejos conocidos para llegar al palacio legislativo de San Lázaro. Héctor Pedraza y Emilse Miranda buscan un periplo más en la Cámara de Diputados por los distritos de Ixmiquilpan y Tulancingo, los mismos que abanderaron legislaturas atrás. El nuevo PRI lo volvió a hacer, mostró ayer vetustas cartas para competir en la elección del primero de julio. A este abanico se suma la excomisionada nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) Nuvia Mayorga Delgado. El Revolucionario Institucional apuesta uno de los distritos más recios en la geografía hidalguense, Ixmiquilpan, al experimentado Pedraza Olguín, quien en la 61 Legislatura presentó 31 iniciativas de ley, de las cuales 26 fueron desechadas. No menos decoroso fue el paso de Emilse Miranda en el periodo 2012-2015 por el edificio de avenida Honorable Congreso de la Unión, donde presentó 27 iniciativas y solo le aprobaron 11; una efectividad entre ambos de apenas 27 por ciento. En cuanto a puntos de acuerdo, la expresidenta municipal de San Bartolo Tutotepec abonó cinco proposiciones, tres desechadas; el del Valle del Mezquital presentó 17 dictámenes y ocho caminaron por la libre. En este apartado los dos sumaron 50 por ciento de efectividad. Entretanto, la excomisionada sumó en su efímero paso por la Cámara de Diputados en la 62 Legislatura, antes de saltar a la CDI, solo una iniciativa de ley como adherente y ningún punto de acuerdo. Con parte de este reciclado equipo y las precandidaturas debutantes de Sayonara y Jaramillo, Jaime Galindo ya gobernó Actopan, el Partido Revolucionario Institucional apuesta al triunfo en la madre de las elecciones del primero de julio. Veremos qué sorpresas tiene preparada la oposición, aunque a decir verdad ninguna, ya lo demostraron en la contienda de 2016, a no ser que hayan aprendido alguna lección; bajo esta señal de incompetencia el tricolor podría ganar, con el solo voto corporativo, caminando. El efecto Osorio por supuesto será la principal bandera de algunos, de la contadora Mayorga por ejemplo, quien califica al exsecretario de Gobernación como “su maestro”, ni más ni menos. De filón. Los tomadores de decisiones parecen estar muy distraídos en el circo electoral, ojalá volteen a ver los resultados de la Prueba Planea 2017, donde un alto porcentaje de estudiantes de secundaria en Hidalgo no saben matemáticas.

Comentarios