Alarman a UNICEF niños ‘perdidos’ en EU

131
EU

GABRIELA SOTOMAYOR / AGENCIA REFORMA
Ginebra

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF, por sus siglas en inglés) mostró su alarma por informes de niños migrantes desaparecidos en Estados Unidos (EU) y urgió al gobierno del presidente Donald Trump a poner fin a la práctica nociva de separar a los niños de sus padres en la frontera sur del país.
“Los informes sobre niños migrantes desaparecidos son extremadamente alarmantes e instamos a las autoridades a actuar con rapidez para garantizar que estén seguros y bien cuidados”, dijo a Grupo Reforma Caryl Stern, presidenta y directora ejecutiva de UNICEF EU.
Stern expresó su preocupación debido a que el hecho de separar a los niños de sus padres o familias los vuelve más vulnerables de abusos, trata, tráfico y explotación, además de los trastornos psicológicos que una separación traumática puede acarrear en sus vidas futuras.

De acuerdo con medios internacionales, unos mil 500 niños migrantes, la mayoría centroamericanos, permanecen desaparecidos luego de haber estado en custodia del gobierno estadunidense.
Los menores fueron asignados a familias temporales tras ser separados de sus padres al cruzar la frontera, pero ahora el gobierno de Trump reconoce que no sabe dónde están.
“La mejor manera de proteger a los menores que han cruzado las fronteras o migrado debido a la pobreza, la violencia y circunstancias fuera de su control es mantenerlos con sus padres y familias”, defendió la UNICEF.

Aunado a ello, la organización instó a la administración Trump a poner alto a esa medida como táctica de disuasión, calificando el hecho de un castigo para los niños.
“UNICEF EU pide a los Estados Unidos revisar urgentemente sus estrategias para la protección de los niños en la frontera sur. No hay que castigar a los niños que vienen aquí en busca de protección y escapando de la violencia y la pobreza”, urgió la presidenta de la organización en Nueva York.
“Los niños necesitan ser definidos por su edad, no por sus fronteras. Independientemente de su estado migratorio, los niños son niños primero y necesitan ser tratados como tal”, abogó Stern.
La funcionaria puntualizó que los niños no son responsables de las diferencias políticas en el mundo y todos los menores que ha conocido, en ambos lados de la frontera y en todo el mundo, solo

quieren estar seguros, protegidos y con la esperanza de tener un futuro brillante.
Asimismo, detalló que la oficina UNICEF en EU ha hecho un llamado para la protección de los niños en las fronteras desde enero y marzo de 2017.
Además, en febrero de 2018, la organización envió una carta a la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen para exhortarla a mantener a los niños con sus padres.
“Renovamos esa llamada de nuevo hoy, necesitamos políticas más fuertes para evitar que los niños sean separados de sus familias en tránsito y procedimientos más rápidos para reunir a las familias’’, urgió.

Comentarios