Alcalde de Mixquiahuala “se lava las manos” ante irregularidades

842
mixquiahuala
Manifestó que él no es una autoridad judicial y por lo tanto no puede hacer nada al respecto

Pese a las irregularidades detectadas en la administración pasada de Mixquiahuala, que encabezó Isidoro Monroy, no existen denuncias penales en contra de él o algún funcionario de su administración, así lo reconoció en conferencia de prensa ofrecida a 100 días de gobierno el alcalde de ese municipio Humberto Pacheco Miralrio.
De manera imprecisa, el edil explicó algunos puntos que ya son criticados de su administración, y confundió el área jurídica del gobierno del estado con la de Planeación, esto al señalar que fue esta la que dio a conocer que varios exfuncionarios de Mixquiahuala están implicados en presuntos casos de corrupción. Sin embargo, no fue el secretario de Planeación, sino el titular del área jurídica del gobierno estatal.
El gobierno del estado y la Procuraduría General de la República (PGR) no pueden iniciar las denuncias, pues debe ser el gobierno local quien abra las carpetas de investigación y denuncias correspondientes para que dichas instancias puedan retomarlas; no obstante, Humberto Pacheco “se lavó las manos” al manifestar que él no es una autoridad judicial.
En su momento, el secretario municipal Miguel Ángel Peña dio a conocer una serie de irregularidades detectadas en la pasada administración del priista Isidoro Monroy, como proyectos productivos en beneficio de exfuncionarios y familiares de estos, licencias de bares para allegados y el extravío del cuadro de Byron Gálvez, que no recuperó la administración, sino que fue entregado a la exesposa del pintor, lo que más tarde avaló el moderador de la asamblea Javier Patiño al afirmar que el libro de actas de la asamblea había sido alterado. Pese a ello, a más de tres meses no existen denuncias penales por dichos hechos.
Aunado a lo anterior, el alcalde precisó que además existen señalamientos ante la Auditoría Superior de la Federación por desvío de recursos por 200 mil pesos que Isidoro Monroy no pudo justificar, “como decimos cuando tomamos protesta, que el pueblo se lo premie, y si no, entonces que se lo demande, y lo mismo aplica para mí”.

Comentarios