Pachuca

La insuficiencia renal crónica se ha convertido en un serio problema de salud pública en todo el mundo y los pacientes con esa enfermedad tienen un incremento en la incidencia de enfermedades cardiovasculares, y en los últimos años ha habido una controversia respecto a si el aumento de la cantidad de ácido úrico en la sangre (hiperuricemia) tiene un papel en el padecimiento, indicó Juan de Jesús Jakez, investigador en ciencias médicas del departamento de inmunología y reumatología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.
“Mantener a miles de pacientes en terapia sustitutiva, indepen-dientemente que sea diálisis peritoneal o hemodiálisis, tiene un costo exorbitante, por lo tanto, cualquier maniobra o intervención terapéutica que tienda a disminuir la incidencia de esas complicaciones va a tener un impacto positivo en las políticas de salud de cualquier país”, manifestó el especialista en la sesión académica de la Academia Nacional de Medicina de México.
Por lo tanto, Jakez subrayó la importancia de la determinación de los niveles de ácido úrico en cada paciente, ya que “es tan peligroso que hay que realizar una vigilancia extrema y hay preguntas que aún no resolvemos”.
En la sesión titulada “Ácido úrico en la insuficiencia renal crónica (30 años de controversia)”, también participó Kunitoshi Iseki, profesor del Centro Internacional de Apoyo a la Investigación Científica y director de la unidad de diálisis del Hospital Universitario de Okinawa, quien expuso que en la región de Okinawa, Japón, una de cada 3 mil personas viven con diálisis, afectando en su mayoría a los varones.
En estudios realizados por su dependencia, pudieron determinar que el ácido úrico está relacionado con la enfermedad renal crónica. “Las mujeres tienen niveles más bajos de ácido úrico que los varones, cuando hay niveles altos de ácido úrico hay incidencia alta de enfermedad renal terminal en la que, como el nombre lo indica, el paciente muere. Cuando hay síndrome metabólico (hipertensión, elevados niveles de azúcar en la sangre y obesidad), el riesgo de enfermedad renal crónica sube al doble”, detalló Iseki.
Por su parte, Magdalena Madero Rovalo, expresidenta del Instituto Mexicano de Investigaciones Nefrológicas, y el nefrólogo italiano Gianni Bellomo –en mensaje leído por el médico Alejandro Treviño– coincidieron que los estudios realizados hasta ahora han sido muy heterogéneos, lo que ha impedido establecer, sin lugar a dudas, que el ácido úrico esté relacionado con la insuficiencia renal crónica.
Además, Bellomo explicó que la Sociedad Europea de Reumatismo ha sugerido que los pacientes deben mantener un ácido úrico por debajo de los seis miligramos por decilitro y en los pacientes con severa artritis gotosa o cálculos, debe estar por debajo de cinco y arriba de tres.
“En el caso del riñón y la enfermedad renal se requiere de una prueba clínica a largo plazo para tratar la hiperuricemia que compare los beneficios que se pueden lograr en el riñón con diferentes niveles de ácido úrico. Con este estudio se espera demostrar si el ácido úrico es un factor de riesgo renal y si bajar los niveles proporciona a los pacientes un beneficio.”

No votes yet.
Please wait...

Comentarios