Alistará ISSSTE des-reconversión hospitalaria

559
allec

Pachuca.- Con el propósito de restablecer de manera gradual, ordenada y segura todos los servicios de salud en las unidades médicas de los tres niveles de atención, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) emitió la “Guía para la des-reconversión de las unidades médicas: nueva normalidad”.

El director general del instituto Antonio Ramírez Pineda aseguró que la guía emite los lineamientos para que el proceso de reapertura de actividades se dé en orden, con respeto a los derechos laborales de los trabajadores, previendo protocolos de desinfección de las instalaciones y disponibilidad de insumos de protección de acuerdo con el nivel de riesgo de las actividades del personal, ya que, “como institución de salud somos un sector estratégico”.

Esa fue elaborada por la dirección normativa de salud, así como todas las actividades y procesos de des-reconversión de las unidades médicas Covid-19 están alineadas en estricto apego a lo que es viable, de acuerdo con la semaforización del riesgo epidemiológico para cada entidad federativa, difundido por la Secretaría de Salud y se harán en conjunto con las autoridades sanitarias del sector.

Ramírez Pineda destacó que las acciones serán supervisadas por un grupo de expertos de áreas institucionales competentes, integrantes del comité para la nueva normalidad.

De acuerdo con la guía, el indicador número uno para iniciar la des-reconversión de unidades médicas Covid-19 es no estar en semáforo rojo, posteriormente contempla tres fases progresivas para el inicio de la nueva normalidad.

La primera es de análisis de la infraestructura, equipamiento, recursos materiales y humanos existentes después de la reconversión.

Luego está la des-reconversión de unidades médicas, donde se consideran aquellas clínicas y hospitales que pueden iniciar el proceso y otras que requieren transitar de hospitales Covid y no Covid a híbridos; además de la reorganización de unidades de terapia intensiva para pacientes Covid y no Covid y de urgencias.

Y por último, el des-escalamiento de unidades hospitalarias. Incluye la recuperación de las camas censables para la atención de pacientes no Covid, retiro de estructuras temporales creadas para la pandemia y recuperación de los consultorios para la atención de otras patologías, así como el retorno de unidades médicas a instituciones civiles por Sedena y Semar.

Comentarios