Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Faltan 28 días para la jornada electoral del primero de julio en la que los hidalguenses con credencial para votar con fotografía acudirán a las urnas a elegir al próximo presidente de México, senadores, diputados federales y diputados locales, que es la que pone más nerviosos al PRI-gobierno estatal, ya que todo indica que perderán la mayoría legislativa en el Congreso del estado que han controlado a su antojo desde hace más de 80 años.
De acuerdo con resultados de las encuestas publicadas recientemente, el candidato presidencial del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) Andrés Manuel López Obrador prácticamente arrasaría en Hidalgo, lo cual impulsaría al triunfo electoral de la mayoría de candidatos morenistas al Senado de la República, a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión y al Congreso estatal, dando paso así a la alternancia política en el Poder Legislativo estatal por primera vez en más de 80 años de control tricolor.
Esa posibilidad latente de perder el control del Congreso estatal es lo que pone de nervios al PRI-gobierno hidalguense, porque con una mayoría legislativa de oposición el gobernador en turno perdería su condición de virrey con absoluto dominio para ejercer el presupuesto estatal a su total arbitrio, ya que ahora tendrá que rendir cuentas del ejercicio y aplicación de los recursos públicos al Poder Legislativo, que dejaría de estar sumiso a los designios del mandatario estatal.
Con ello, se acabarían los privilegios que hoy disfrutan los favoritos del gobernador, así como los miembros de la familia revolucionaria hidalguense, es decir, un pequeño grupo que no se ha cansado de “mamar” de la ubre que representa el presupuesto público del estado en perjuicio de la mayoría de ciudadanos que con el pago irrestricto de sus impuestos permite que unos cuantos vivan como aristócratas.
Un ejemplo de ese mundo de privilegios, lujos y gran vida es Karime Macías de Duarte, esposa del exgobernador priista de Veracruz Javier Duarte de Ochoa, quien fue ubicada en un lujoso barrio de Londres, Inglaterra, donde lleva una vida de lujo con el dinero sustraído a los veracruzanos.
A Karime Macías, quien según las autoridades de Veracruz presuntamente desvío recursos públicos del DIF estatal por un monto superior a los 112 millones de pesos, le fue girada recientemente una orden de aprehensión por la fiscalía de Veracruz.
Tanto a Karime Macías como al exgobernador veracruzano Javier Duarte, las autoridades veracruzanas pudieron perseguirlos por la alternancia política en el gobierno de esa entidad vecina a Hidalgo. El arribo de un panista (antes priista) al gobierno de Veracruz hizo posible que salieran todos los desvíos y abusos en perjuicio del pueblo veracruzano, el cual hoy padece una aguda crisis presupuestal gracias a doña Karime y Javidu.
En caso de que hubiera llegado al gobierno veracruzano un priista, seguramente nadie se hubiera enterado de la “sangría” presupuestaría ocasionada por los deseos de doña Karime y su esposo de merecer “abundancia”, ya que todo el desfalco que cometieron hubiera sido “tapado” por un sucesor tricolor, como sucedió en el estado de Coahuila con los hermanos Humberto y Rubén Moreira, este último, esposo de la priista hidalguense Carolina Viggiano.
Por eso la importancia de que en Hidalgo haya alternancia política, primero en el Congreso estatal y posteriormente en el Poder Ejecutivo, ya que solo de esa manera se podrá combatir y erradicar la corrupción, los abusos y excesos de la clase gobernante tricolor hidalguense que se ha mantenido en el poder por más de 80 años, lo cual ha traído como consecuencia pobreza, marginación, escaso desarrollo económico, pocas inversiones y competitividad.
Sin embargo, en 28 días la historia en Hidalgo puede cambiar si los ciudadanos salen el primero de julio a votar a favor de la alternancia política en el Congreso estatal, lo cual permitirá, de entrada, un cambio en el manejo discrecional del presupuesto estatal que desde hace más de 80 años ha realizado el PRI-gobierno con total opacidad y sin rendir cuentas a nadie.
La posibilidad real de perder el control del Congreso de Hidalgo es lo que provoca entre el priismo recurrir a la “guerra sucia” en contra de los candidatos de la oposición, la cual seguramente se intensificará conforme se acerque la jornada electoral y los candidatos tricolores simplemente no levanten en las preferencias electorales, como sucede con su aspirante presidencial que no ha abandonado el tercer lugar en todas las encuestas publicadas.
El cambio en la historia de Hidalgo y su gente se puede lograr, y está en manos de todos los ciudadanos que salgan a votar el primero de julio de manera libre y secreta.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios