Pachuca.- Para frenar la violencia, el acoso, el hostigamiento y todas las formas de violencia, las mujeres hidalguenses participaron en una marcha que exigió más seguridad y equidad afuera del edificio de gobierno, previamente los colectivos feministas y de asociaciones civiles realizaron varios paneles en la trasmisión de Vulva Radio.

Como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer los colectivos feministas realizaron una cartelera que incluyó temas como asesinatos de mujeres y las condiciones de violencia que sufren las hidalguenses. Además de temas como equidad, empoderamiento, acoso y abuso infantil, derechos sexuales, reproductivos y aborto, y acompañamiento para interrumpir un embarazo entre otros.

Las trasmisiones se realizaron en vivo desde la plaza Independencia, previos a la marcha y a la presentación de Medias de Cabaret, colectivo escénico que rescató una pieza que refleja el mundo en el que se encuentra una mujer cuando es presionada por la violencia y su contexto.

La entrevista

Bertha Miranda de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México (Ddeser), en entrevista habló sobre los aspectos de necesaria reflexión en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Alerta de género, cuentas pendientes y participación social fueron algunos temas.

¿Qué consideraciones existen sobre la alerta de género en Hidalgo?

“La alerta de género se tiene que revisar puesto que las formas en la que se está manifestando de manera estructural la violencia, no es la misma que cuando se creó, para atender las situaciones violencia en los Estados”.

Recientemente la ola de violencia registrada en Hidalgo que suma 54 feminicidios, más los asesinatos violentos, violaciones y desapariciones ha puesto sobre la mesa la consideración de una alerta de género que frene el panorama de inseguridad que vive este sector de la población.

¿Cuál es el panorama que viven las mujeres en la entidad sobre la violencia?

Aún hay un porcentaje considerable de mujeres que desconocen cuáles son las instituciones que garantizan y aseguran sus derechos; hemos avanzado en la identificación de tipos y modalidades de violencia. Ellas se siguen enfrentando a procesos largos y sin perspectiva de género.

En la mayoría de los casos muchas al no contar con autonomía económica se resignan a vivir en el espacio generador de violencia, la impunidad es otro factor que interviene para evitar seguir procesos jurídicos.

¿Qué cuentas tiene pendiente el gobierno para garantizar la seguridad y la erradicación de la violencia?

Armonización real y efectiva del marco legal estatal; asignación de presupuesto para prevención y atención de la violencia, esto implica aumentar el número de agencias y agentes de Ministerio Público con personal consiente y capacitado, así como aumentar personal para periciales, asignar espacios dignos para salvaguardarse vida y sus derechos. La omisión también es un delito “para erradicar la violencia necesitamos voluntad política; más allá del color naranja”.

¿Cómo nos involucramos desde la sociedad?

Exigiendo, visibilizando y acompañando, evitar normalizar las prácticas que violentan y transgreden nuestros derechos.

La marcha

18:20 horas. Con un numeroso contingente la marcha encendió las antorchas, desde el frente el fuego abrió camino a las mujeres que buscan rescatar sus espacios, tener poder sobre ellas y quitar la opresión patriarcal de sí mismas. Así comenzó la marcha del 25/11, con el machismo y la misoginia.

Firmes, fuertes y con una tremenda voz, mujeres de todas las edades comenzaron el recorrido, la primera parada fue la quema de toda la opresión y el machismo que tiene el sistema que pone de blanco a las féminas porque las considera vulnerables y oprimidas.

La rebelión y el empoderamiento fue puesto en las consignas, la calle de Guerrero se llenó de mujeres, hombres, niños y niñas con un mismo grito, el de igualdad, el que las pone al nivel de respeto, toma de decisiones y seguridad.

Poco antes de llegar al edificio de gobierno, en el cruce detuvieron el tráfico, apenas por unos minutos, ahí hablaron de empatía, de las mujeres que mueren que matan y que desaparecen, por todas las que necesitan justica.

Afuera del poder Ejecutivo el grito fue claro y fuerte, “Justicia y seguridad”, porque es el Estado el que debe garantizar que nosotras vivamos en un entorno libre de violencia.

En la marcha no solo hubo gritos e indignación, también hubo abrazos sororos y la muestra de que el feminismo respalda y protege, porque el amor entre mujeres… salva vidas.

violencia ,machismo

Comentarios