Óscar Omaña Nájera disputó el campeonato en la etapa televisiva con otros cuatro estudiantes, aunque desde la etapa regional se enfrentó con más de 120 mil alumnos

SANDRA FRANCO / REDACCIÓN
Pachuca

El alumno de la Preparatoria uno Óscar Omaña Nájera se convirtió en el campeón absoluto de la Olimpiada Mexicana de Historia, al responder correctamente todos los cuestionamientos de la última etapa del certamen, que fue la televisiva.
El estudiante de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), platicó con medios sobre el proceso de la olimpiada y su sentir al convertirse en campeón nacional absoluto.
“Fue una experiencia algo cansada, pero valió la pena al final, fue un proceso largo de un año, primero fue inscribirme para la etapa regional, después se llevó a cabo la etapa estatal, luego la nacional que se hizo en Huasca, de ahí fueron tres exámenes, esperar los resultados y la llamada de la Fundación Televisa para decirnos cuándo iba a ser la etapa televisiva.”
Óscar disputó el campeonato en la etapa televisiva con otros cuatro estudiantes, aunque desde la etapa regional se enfrentó con más de 120 mil alumnos, su asesor Salvador Figueroa, de la academia de historia de la preparatoria, lo apoyó constantemente en su preparación.
“Considero que Óscar es un chico demasiado talentosos para la historia, no solamente es un trabajo de él y mío, sino que es un esfuerzo en conjunto de la universidad, ya que desde un principio nos dio las facilidades para poder organizar la primera etapa regional en la que participaron 16 alumnos”, expresó el profesor, quien agregó que, a raíz de que ganó Óscar, aumentó el número de alumnos participantes a 60 en la etapa regional para la edición 2018.
Para Óscar, haber ganado fue algo que en un primer momento no podía creer: “Estaba muy emocionado, impactado; después, cuando estaba en la etapa televisiva, en la última fase me fue muy bien que no me lo podía creer, cuando nos dijeron que había ganado el primer lugar fue la euforia”.
Completar un crucigrama, descubrir un personaje histórico por medio de pistas, el juego del basta, una línea del tiempo y contestar preguntas, fueron las pruebas de la última fase que superó el alumno de la Prepa uno para convertirse en el campeón absoluto de la Olimpiada Mexicana de Historia.
La delegación estatal de la Olimpiada Mexicana de Historia, fue presidida por José Antonio Ramírez, misma que brindó al plantel la oportunidad de ser sede de la etapa regional. La siguiente fase será el 14 de abril, en la que también fungirá como sede.
En tanto, el director de la preparatoria Daniel Sánchez Cabrera subrayó que los resultados “no son obra de la casualidad, porque son producto del esfuerzo de ellos y también de los académicos que los asesoran”, concluyó.

  • Completar un crucigrama,
    descubrir un personaje histórico por medio de pistas, el juego del basta, una línea del tiempo y contestar preguntas, fueron las pruebas que superó el ahora campeón nacional

Comentarios