Pachuca.- A través de una carta dirigida al gobernador Omar Fayad Meneses, cerca de 200 comerciantes del centro histórico de Pachuca anunciaron su “firme decisión” de abrir sus negocios el primero de junio con el compromiso de aplicar y respetar al pie de la letra las medidas que exige la Secretaría de Salud.

Lo anterior, debido a que no cuentan con reservas para subsistir más de tres meses. En la misiva expresaron su preocupación por la decisión de que el cierre de actividades se alargue durante todo el mes de junio, ello, según declaraciones que el mandatario hizo a un medio nacional, pero que hasta ahora no han sido confirmadas oficialmente.

Cabe mencionar que, desde marzo, la alcaldía de Pachuca ordenó el cierre de establecimientos no esenciales como medida para evitar la propagación del coronavirus. Estaba previsto que las actividades se reanudarán una vez concluida la jornada nacional de sana distancia. No obstante, debido a que en Hidalgo el “pico” de la pandemia ocurrirá a mediados de junio, las autoridades estatales no descartan extender la cuarentena 30 días más.

“Por los medios de comunicación nos enteramos de su decisión de alargar durante todo el mes de junio el cierre total de actividades; eso nos aterra, ya que le pedimos por un momento se ubique en nuestra actual posición, sin ingresos por más de dos meses, con exigencia de rentas mensuales de los locales que ocupamos, cobros de CFE, cuotas IMSS-INFONAVIT, pagos a proveedores, compromisos con instituciones bancarias, además de nuestros gastos personales de manutención, educativos, médicos. No contamos con reservas para tres o más meses sin ingresos”, dice el texto.

Mediante el documento, los comerciantes también refieren que la situación que viven los establecimientos del primer cuadro de la ciudad “es angustiante” debido a que les impusieron cerrar desde el 16 de marzo y aunque otros, podían permanecer abiertos, también resultaron afectados, “debido a que nuestros clientes se quedaron con la idea que estábamos cerrados”.

Quienes signan el documento, afirman que tomaron tal decisión debido a que el cierre de negocios solo se respetó en el centro, no en las zonas habitacionales con alta densidad poblacional. Además, acusaron trato preferencial a las grandes cadenas de autoservicios.

En ese contexto, solicitaron una reunión “inmediata” con el titular de la Secretaría de Políticas Publicas José Luis Romo Cruz a fin de explicar sus argumentos.

“Los micros, pequeños y medianos empresarios somos quienes más fuentes de empleo generamos, peligran miles de empleos de nuestros colaboradores, que entre comillas ya están desesperados y no pueden aguantar más días sin ingresos”, señalaron.

En tanto, los afectados afirmaron que el Instituto Hidalguense para la Competitividad Empresarial “no resuelve” la entrega de los créditos por 50 mil pesos que el Ejecutivo ofreció a las empresas para hacer frente a la pandemia.

“Por lo tanto solicitamos su intervención personal, para que se otorguen estos apoyos a la brevedad”, concluyeron.

Comentarios