América deja ir el triunfo y superliderato en un penal

151
América,superliderato

Ciudad de México.- En un penal fallado en la última jugada del clásico nacional se le fue al América la anhelada victoria que le hubiera valido para alcanzar el superliderato y además sanar las heridas por la eliminación a media semana de la Copa Mx.

Un empate de 1-1 hizo vibrar al repleto estadio Azteca, donde Mateus Uribe tuvo en sus botines, y a los 11 pasos, el tanto de la ventaja al minuto 96, cuando el portero de Chivas Raúl Gudiño terminó por convertirse en el mejor hombre del partido al pararle el disparo.

Los locales sufrieron en la parte complementaria, en parte, por no haber definido las dos jugadas claras de gol que tuvieron los primeros 45 minutos, primero un tiro de Mateus que rebotó en un defensa y minutos antes del descanso, un remate de cabeza de Oribe Peralta, que Gudiño mandó a tiro de esquina en el primero de sus varios grandes lances.

Desde el primer minuto de la segunda mitad, los tapatíos mostraron otra cara y con un juego dinámico, de velocidad y de toques rápidos, comenzaron a dominar, hasta que al minuto 58 lograron proyectar ese dominio en el marcador.

Josecarlos Van Rankin inició una jugada por la banda derecha, aunque en fuera de lugar.

Con un autopase se quitó a Cecilio Domínguez, con un recorte esquivó a Jorge Sánchez y ya sobre la línea de meta tocó hacia Alan Pulido, quien con la punta del zapato derecho mandó la pelota al fondo para hacer explotar el estadio Azteca.

Pero el América despertó. Con la ayuda de las Chivas, que renunciaron al ataque, el conjunto azulcrema ejerció presión sobre el área de Gudiño, que al 62 otra vez salvó su portería con una gran atajada a disparo de larga distancia de Oribe Peralta.

Al minuto 66, el Piojo sacó a Cecilio y le dio oportunidad a Andrés Ibargüen, un jugador que había desaparecido en los últimos duelos, pero que anoche apareció en el momento justo para emparejar los cartones con un disparo que fue desviado por Isaac Brizuela para el 1-1.

América puso todo su resto en la mesa y se lanzó al frente en busca de la victoria, pero el Rebaño mantuvo su fórmula defensiva, hasta que el portero cometió una falta a Henry Martin que derivó en el penal que erró Mateus por cobrarlo a media altura.

Así se ahogó el grito de gol de los americanistas y en cambio surgieron las porras del chiverío, aun cuando el punto no les alcanza para estar en zona de liguilla, pues se quedaron con 15 puntos en la novena posición, mientras que América solo subió al subliderato con 21 unidades, dos menos que Cruz Azul.

Comentarios