América perdona; empata 1-1 con Tigres

397
América
Todo será decidido en la final de vuelta en el volcán

Ciudad de México.- El América no pudo sacar una ventaja favorable y Oribe Peralta falló una pena máxima para terminar empatado 1-1 ante Tigres de la UANL, en partido de ida de la final del torneo Apertura 2016 de la Liga MX, disputado en el estadio Azteca.
Peralta falló su disparo desde los 11 pasos en el minuto 28 para que luego en el 44, el francés André-Pierre Gignac pusiera adelante a Tigres. Sin embargo, Águilas se encontró con el tanto de la igualada al minuto 68 por conducto de Bruno Valdez.
La paridad deja en franca desventaja al conjunto de Coapa que deberá tener una pronta recuperación para ir al encuentro de vuelta a tratar de hacer un mejor partido, si quiere rescatar lo poco que le queda para la buena celebración de su centenario y no quedarse con las manos vacías.
Entre el cansancio del local y la falta de ritmo del visitante, el encuentro tuvo un desarrollo lento sin que ninguno de los dos cuadros pudiera tomar el control del mismo, aunque el visitante buscó tener llegada por las bandas con centros al área, pero solo lo intentó un par de ocasiones.
Esa fue la tónica de los primeros 45 minutos en una noche espléndida para el futbol y ante una buena entrada, hasta que en el minuto 25 se presentó una jugada de peligro donde Oribe Peralta tuvo un mano a mano con Nahuel Guzmán, el cual ganó el arquero argentino al rechazar el disparo del americanista, quien continuó con la jugada.
Al insistir en el rebote, Peralta recibió un recargón de Jesús Dueñas que el silbante calificó como falta que no existió, decisión polémica para decretar la pena máxima que el mismo Peralta se encargó de cobrar pero voló su disparo para perder la oportunidad de abrir el marcador en el minuto 28.
El cotejo volvió a su ritmo inicial hasta que cerca del final del primer tiempo, minuto 44, el galo André-Pierre Gignac le robó el balón a Bruno Valdez, se llevó fácil a Paolo Goltz y ante la salida de Moisés Muñoz metió el balón por entre las piernas de este último para poner las cosas 1-0 a favor del equipo norteño.
En la parte complementaria, el conjunto universitario hizo su partido y jugó con la desesperación y el cansancio americanista, al plantear el partido al puro estilo del técnico Ricardo Ferretti, es decir, atrás en espera de un contraataque con Gignac o Aquino, que terminó en gol.
Pero América no cayó en la desesperación y esperó un descuido en la marca de la defensa de Tigres, que se dio en el minuto 68, cuando en un tiro de esquina, Bruno Valdez empujó al fondo de la meta de Guzmán un primer remate de Pablo Aguilar para poner la paridad en el marcador 1-1.
Al final los dos conjuntos se conformaron con la igualada sin dejar de buscar el tanto de la diferencia, pero les fue imposible lograrlo por la buena marca de ambas defensivas que impusieron sus condiciones para el empate. Todo se definirá en la vuelta en Nuevo León, donde todo puede pasar.

Comentarios