América terminó invicto su tercer clásico seguido

148

Ciudad de México.- El orgullo del americanismo quedó intacto luego de tres semanas de clásicos consecutivos y es que no perdió ninguno después de sacar el empate 2-2 ante Pumas, en un juego en el que las diferentes ausencias no le pesaron a ninguno de los dos y dieron un buen partido.

El clásico capitalino fue más atractivo que el nacional y el joven; Pumas intentó más que Chivas y Cruz Azul, fue más correoso y eso también animó al América a esforzarse más en el partido. El resultado, un partido que los espectadores agradecen.

El equipo azulcrema tuvo más ocasiones gol de inicio, pero los Pumas aprovecharon la primera que tuvieron y Juan Pablo Vigón abrió el marcador con un golazo cruzando a Óscar Jiménez. Con la desventaja, el Piojo Herrera, desde la banca, echó para adelante a su equipo, el cual encontró el empate antes de que terminara el primer tiempo con un gol de Nicolás Benedetti.

Para el segundo tiempo la historia fue la misma, un equipo de Pumas buscando el error de los azulcremas y esos volcados al frente tratando de hacer daño al arco de González, quien a pesar de jugar su primer clásico no se mostró nunca nervioso bajo los tres palos.

Los auriazules se volvieron a poner al frente en el marcador con un gol de Juan Iturbe que festejó con todo porque entiende lo que significa el juego contra América e incluso después entró un ligero diálogo con el Piojo.

Cuando el triunfo estaba ya en la bolsa de Pumas, Iniestra cometió un grave error al recibir dos tarjetas amarillas en menos de tres minutos y ocasionando un penal que le dio el empate al América, el cual fue cobrado por Federico Viñas, y así mantener intacto su orgullo.

Al final del juego Alan Mozo se hizo de palabras con Luis Reyes, demostrando que ese partido era muy pasional y que no hay ningún tipo de amistad dentro del campo y sus compañeros tuvieron que calmarlos para irse ya directo a los vestidores.

Comentarios