• Falsedades en desempleo y economía
  • Imprecisiones, manipulaciones…

Los políticos suelen mentir, casi todos. Recurren al embuste como método de conducta y herramienta de gobierno. Falsean, maquillan, fingen.

El problema no es tanto que mientan, tan acostumbrados estamos a escuchar y detectar sus mentiras, el problema es que los políticos se crean sus propias mentiras. Ese sí que es un conflicto mayor porque puede llevar a cualquier país a la ruina. Ejemplos sobran, allí están Venezuela o Nicaragua y sus dramas humanitarios, por citar solo dos casos latinoamericanos.

Y en México, el presidente López Obrador incurrió en algunas mentiras, falsedades o manipulaciones en su mensaje al cumplir 100 días de gobierno. (Un ritual priista un tanto anacrónico que hoy retorna con aromas del endiosamiento al gran Tlatoani. Usos y costumbres. En fin).

¿En qué mintió o manipuló AMLO en su discurso de los 100 días? Hagamos un comparativo de las frases de López Obrador con las cifras y escenarios que nos presenta la realidad, lejos de filias o fobias o de fanatismos cegadores u odios radicalizados:

“No hay asomo de recesión como quisieran nuestros adversarios conservadores o como pronostican con mala fe sus analistas. Se van a quedar con las ganas”. Miente AMLO: la desaceleración económica ha llegado y los asomos de recesión están a la vista, de continuar las cosas igual. Aquí las cifras y los hechos preocupantes sobre la economía mexicana: en su informe trimestral el Banco de México estableció un crecimiento promedio para México del 1.

6 por ciento en 2019, menor, inclusive, al raquítico 2 por ciento que registró el sexenio de Enrique Peña Nieto. S&P bajó la perspectiva de calificación a México. Pasó de estable a negativa. S&P también redujo la perspectiva crediticia de Pemex, Comisión Federal de Electricidad y de 77 instituciones financieras. Se confirma la desaceleración económica y la recesión toca a la puerta. El plan de AMLO para Pemex y CFE no cuaja en tres meses y causa castigos. Inversionistas comienzan a hacer líquido su dinero para poder sacarlo del país. Se advierte de posible fuga de capitales ante representantes de Hacienda y de Banxico. En enero, los ingresos públicos totales ascendieron a 447 mil 959 millones de pesos, un monto 7.5 por ciento inferior al mismo mes de 2018, informó Hacienda. Es la reducción más fuerte de los últimos 10 años. Ingresos petroleros: menos 52.3 por ciento. IVA menos 12.3 por ciento. Empeoró la producción de Pemex durante enero al producir un millón 623 mil barriles de petróleo diarios, 15 por ciento menos respecto al mismo mes de 2018. Es la cifra más baja desde 1990 (Para mayor detalle sobre cifras y fuentes ver mi columna “Economía: la bomba de tiempo de AMLO”, en Sin Embargo Mx).

“Acepto el reto (de crecer un 4 por ciento anual). Manipula AMLO: el crecimiento económico de un país no es jugar beisbol sino dar certidumbre a la inversión, alentar la producción, apoyar a pequeñas y medianas empresas y generar empleos, exactamente todo lo que hoy no se está haciendo. Tampoco es cuestión de fe o de dogmas, sino de eficacia y libertades.

“Refrendamos el compromiso de no imponer gasolinazos”. Miente AMLO: “Entre el primero de febrero y el 6 de marzo los precios máximos para la gasolina Magna (regular) que reportó la Comisión Reguladora de Energía en las estaciones de la Ciudad de México se incrementaron 6.2 por ciento, mientras que los precios máximos para la Premium lo hicieron en 4.3 por ciento. Un fenómeno similar se presentó en las áreas metropolitanas de Monterrey y Guadalajara, las más importantes consumidoras de combustibles del país” (Arena Pública. 6 de marzo de 2019).

“En este año, según datos del Seguro Social, se han creado 220 mil 628 nuevos empleos”. Manipula AMLO: en contraste, fueron despedidos alrededor de 222 mil empleados gubernamentales debido a las medidas de austeridad dictadas por el gobierno, es decir, la tasa de crecimiento del empleo fue prácticamente de cero en ese gobierno. Además, AMLO omitió señalar que en 2018, de acuerdo con el IMSS, se crearon 278 mil empleos, cifra superior en casi 60 mil plazas a lo registrado este año.

“Aun con el costo que implica cancelar esa obra (NAICM Texcoco), estoy convencido, lo puedo probar, que fue la mejor decisión”. Miente AMLO: hasta hoy no ha presentado un estudio profesional y convincente de que cancelar el nuevo aeropuerto haya sido una buena decisión para los mexicanos. Muy al contrario: las pérdidas iniciales ascendieron a 5 mil millones de dólares (Fuentes: Bloomberg y LM Capital Group); la semana pasada se pagaron 34 mil millones de pesos para liquidar la Fibra E, recursos que salieron de los bolsillos de todos, y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) aseguró que es inviable el esquema de los tres aeropuertos. Las pérdidas y riesgos son comprobables. Los supuestos beneficios cacareados por AMLO no se ven por ningún lado. No lo ha podido probar.

“Se acabaron los privilegios de la otrora burocracia dorada. Al desterrar la corrupción, evitaremos fugas por alrededor de 300 mil millones de pesos, y el plan de austeridad nos permitirá liberar fondos para el desarrollo por 200 mil millones de pesos… habrá una bolsa adicional por 700 mil millones de pesos para este año”. Miente AMLO: hasta sus 100 días de gobierno no se ha comprobado realmente ni presentado estudio coherente y viable que nos demuestre que terminar con privilegios y aplicar austeridad permita ahorrar 500 mil millones de pesos, y que lo disponible alcanzará los 700 mil millones de pesos en 2019. De acuerdo al Plan de Nación 2018-2024, por ahorro y reasignación del gasto público, se estiman 105 mil 223 millones de pesos, apenas una séptima parte de lo anunciado el lunes pasado por AMLO. ¿De dónde sacó esas cifras alegres?

“¿Saben cuándo se reformó el código penal para quitar la gravedad a todos los hechos de corrupción? El 10 de enero de 1994, en pleno auge neoliberal. ¿Así o más claro?”. Miente AMLO: el inicio del neoliberalismo se dio desde 1982, con el gobierno de Miguel de la Madrid y se consolidó durante los primeros cuatro años de Carlos Salinas de Gortari con la venta de empresas estatales, la reprivatización bancaria y el TLCAN. De hecho, el arranque de 1994 fue el inicio del desplome del gobierno de Salinas por el levantamiento armado del EZLN en Chiapas. 1994 fue el año negro del salinismo, más no del auge del neoliberalismo.

“Seguiremos apegándonos al principio de que al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie”. Miente AMLO: las decisiones de cancelar el NAICM Texcoco, construir la refinería de Dos Bocas y dar luz verde al Tren Maya se tomaron más por las emociones personales y obsesiones políticas del presidente que basadas en estudios técnicos y profesionales que justificaran económicamente la cancelación del nuevo aeropuerto y que dieran viabilidad financiera, energética, ecológica y de desarrollo con la refinería y el tren, como lo establecen las leyes correspondientes. Los proyectos sexenales son planteados más por un capricho personal que por una conveniencia nacional.

“Sin retórica o demagogia, existe la determinación de mandar obedeciendo”. Manipula AMLO: las consultas realizadas hasta ahora han estado empañadas por la ilegalidad, al ser el gobierno el organizador de las mismas y el responsable de contar los votos, sin ningún tipo de transparencia, tal como ocurrió con la última elección presidencial en Venezuela. Allí está la demagogia, entendida como una vía de engaño al pueblo. El ejemplo más claro es la “consulta” sobre la termoeléctrica. “En la reciente consulta sobre el proyecto integral Morelos y la termoeléctrica en Huexca, Morelos, el resultado fue de 59.5 por ciento votos a favor y de un 40.1 por ciento en contra, aunque en los municipios de Morelos por donde cruza la megaobra fue donde menos votó la gente, ante las acciones de quema de urnas y de rechazo que llevaron a cerrar 11 casillas el primer día, y siete el segundo, según datos oficiales (Animal Político-Arturo Daen-12 de Marzo de 2019).

“Antes muerto que traidor”. Manipula AMLO: no se muera, señor López Obrador. No es necesario. Ya hay muchos muertos en el país que gobierna. Panteones y fosas comunes están saturados. Basta con que deje su papel de opositor mártir y asuma el de presidente de la República eficaz. Con eso basta.

“Estamos haciendo las cosas mal”, advierte Santiago Levy, quien rechazó la oferta de AMLO para ser secretario de Hacienda, en entrevista con el periodista Samuel García. Levy es un economista respetado a nivel mundial. Por algo lo quería López Obrador.

Las cosas mal. Y si a ello agregamos mentiras y manipulaciones, se pueden poner peor.

Esta columna completa puede consultarse en la página de este diario www.elindependientedehidalgo.com.mx

Twitter: @_martinmoreno
Facebook: Martin Moreno

Comentarios