Contra el decreto 228 que el Congreso local expidió en septiembre pasado para designar órganos de control interno a entes autónomos

REDACCIÓN / SANDRA FRANCO
Pachuca

La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) anunció mediante un comunicado que el juzgado primero de distrito en la entidad resolvió a favor de la máxima casa de estudios de la entidad el amparo interpuesto contra el decreto número 228 del Congreso local, por resultar inconstitucional la pretensión de imponer un órgano de control interno en la institución educativa, ya que este vulnera su autonomía.
La dirección general jurídica de la casa de estudios apuntó que el amparo que se concede es para el efecto de que el decreto de referencia no sea aplicable, incluso en el futuro, y para que la autoridad responsable se abstenga de intervenir en la vida interna de la universidad, ni se le obligue a modificar sus estatutos.
“Lo anterior, porque el Congreso del estado pretendió incluir un órgano de control interno en la UAEH, que atenta contra sus facultades de autogobierno y autoregulación que derivan del principio de su autonomía universitaria” expresó el boletín.
La institución interpuso el amparo 1353/2017 en contra del decreto 228 del Poder Legislativo del estado de Hidalgo, que viola la autonomía universitaria que le concede la fracción séptima del artículo tercero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
La universidad anunció mediante una rueda de prensa, a principios de noviembre, que defendería la autonomía ante tribunales del Poder Judicial de la federación, con un amparo para la suspensión del decreto. El 22 de noviembre el juez federal concedió la suspensión para el efecto de que no se aplicara el decreto; luego, a finales del mes, el Poder Judicial de la federación otorgó a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo la suspensión definitiva.

Las partes tienen
derecho a inconformarse

Emmanuel Rosas Guerrero, asesor legal de la UAEH, mencionó a este diario que la sentencia declara la inconstitucionalidad del artículo cuarto de la ley de entidades paraestatales que equipara a las universidades a los órganos autónomos.
“Nos dieron toda la razón, la sentencia no es definitiva aún, para que lo sea es necesario que cause ejecutoria, es decir, que sea inatacable, eso ocurre si las autoridades (Congreso y gobierno) no interponen recurso de revisión, las partes tienen derecho a inconformarse dentro de los siguientes 10 días a partir de que se les notifica, se notifica entre hoy y mañana, si después de 10 días nadie interpuso revisión, entonces el juez va a declarar que la sentencia ha causado ejecutoria.”
Lo anterior, apuntó, significa que la sentencia ya es inatacable, “si después de la sentencia, el Congreso quisiera continuar, incurriría en un delito, tendrían que ser destituidos los diputados y consignados al Ministerio Público”.
Dijo que si antes era imprudente que continuaran con el procedimiento, ahora sería mayor la imprudencia “porque ya hay una sentencia que dice que la ley es inconstitucional”.
Agregó que la sentencia es histórica, ya que es la más importante en materia de autonomía universitaria que se haya dictado en la historia de México, al día de hoy.

La dirección general jurídica de la Autónoma apuntó que el amparo que se concede es para el efecto de que el decreto de referencia no sea aplicable, incluso en el futuro, y para que la autoridad responsable se abstenga de intervenir en la vida interna de la universidad, ni se le obligue a modificar sus estatutos

Comentarios