Amparo que busca preservar autonomía de la UAEH sigue pendiente: Rosales Guerrero

791
AMPARO

Aunque este mismo mes podría ser retomado por el juez

Pachuca.-

El juicio de amparo interpuesto por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) en contra del decreto 228 expedido por el Congreso de Hidalgo, en donde se designan órganos de control internos para entes autónomos, aún no ha sido resuelto y este mes podría ser retomado por el juez, explicó en entrevista con este diario el abogado Emanuel Rosales Guerrero.

 El 22 de noviembre el juez federal concedió la suspensión para el efecto de que no se aplicara el decreto; luego, a finales del mes, el Poder Judicial de la Federación otorgó a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) la suspensión definitiva.

De acuerdo con el experto, en un inicio no se consideró la acción de inconstitucionalidad como primera opción, sino que se decidió interponer la demanda de amparo, luego se obtuvo la suspensión provisional del decreto, lo que significa el establecimiento de medidas cautelares.

Respecto a lo que implica la suspensión definitiva, el abogado explicó: “Se llama suspensión pero son medidas cautelares, que son decisiones que toman las autoridades en donde fijan el estado de las cosas de un momento a otro, por ejemplo, tratándose de la suspensión provisional, es entre la admisión de la demanda y el momento en que se decide sobre la suspensión definitiva o, dicho de otro modo, el momento en el que se van a decidir las medidas cautelares definitivas, lo que será el estado de las cosas desde que se decreta la suspensión definitiva, hasta que se dicte la sentencia”.

Es justo ese momento en el que el proceso se encuentra, explicó, aunque aún es incierto saber cuándo podría terminar, a pesar de que la siguiente audiencia estaba prevista para la última semana de diciembre, pero debido al tiempo de receso, es probable que este mes se lleve a cabo.

“Cuando se le otorga la suspensión definitiva quiere decir que continúa el proceso pero no se incluye a la universidad, no es privativa, es decir que no es solo para un particular. La universidad sí es un particular porque constituye una comunidad.”

El decreto 227 reforma la Ley de Entidades Paraestatales del Estado de Hidalgo. En una de sus reformas, específicamente en el artículo 14, establece que la ley de entidades paraestatales no le es aplicable a la universidad por virtud de su autonomía, ni tampoco a la Comisión de Derechos Humanos, al Instituto de Acceso a la Información Pública Gubernamental y al Tribunal Electoral.

“En ese artículo indebidamente se dice, ‘a pues por tener autonomía no se les aplica a los órganos constitucionales autónomos ni a la universidad’, pero la universidad es otra cosa; fue un pretexto para decir que eran lo mismo.”

La reforma que produjo el decreto 227 dice que a ciertos órganos autónomos no les es aplicable la ley de responsabilidades por ser autónomos y los enumera, esos son los constitucionales autónomos y la universidad.

“La autonomía de la universidad fue creada para que la Constitución proteja (le establece una obligación a la sociedad y al estado) a las comunidades universitarias democráticamente reconocidas por una ley, mientras que la autonomía de los órganos constitucionales autónomos persigue darle un ámbito de ejercicio de poder al órgano.”

De acuerdo con el asesor, dentro del juicio de amparo, una de las personas que interviene es el Ministerio Público de la Federación, quien está en el juzgado permanentemente y que representa a la Procuraduría General de la República y a los intereses de la nación.

“El Ministerio Público adscrito tiene una oportunidad para manifestarse en el asunto, y lo hace en nombre de los intereses de la sociedad, al formular su pedimento en términos de ley, está solicitando al juez de distrito que conceda el amparo a la universidad, es algo muy raro que en un juicio casi no se presenta.”

La audiencia se difirió para el 19 de enero y, de cara a esta, las autoridades universitarias se encuentran atentas a los resultados.

“El rector ha hecho un papel extraordinario; ha habido una presencia importante de la universidad en la ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) y ha sensibilizado a esta asociación de que estos son ataques a la autonomía universitaria, la ANUIES hizo un pronunciamiento importante sobre este tema, y el presidente del Patronato también está muy contento y confiado, está muy optimista porque se ha logrado el mejor escenario posible.”

Concluyó diciendo que todos los temas y las razones por las que se le debe conceder el amparo a la universidad fueron expresados, “se dijo todo lo que se tenía que decir”.

La universidad anunció mediante una rueda de prensa, a principios de noviembre, que defendería la autonomía ante tribunales del Poder Judicial de la Federación, interponiendo un amparo para la suspensión del decreto. El 22 de noviembre el juez federal concedió la suspensión para el efecto de que no se aplicara el decreto; luego, a finales del mes, el Poder Judicial de la Federación otorgó a la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo la suspensión definitiva

 

Comentarios