El juzgado primero de distrito en la entidad resolvió a favor de la máxima casa de estudios del estado el amparo interpuesto contra el decreto 228, aprobado por el Congreso local. La resolución permitirá salvaguardar la autonomía de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), pues impide que el Congreso local intervenga en la vida interna de la institución universitaria. Deja a salvo sus estatutos que pretendía modificar a través del citado decreto, pues incluir un órgano de control interno “atenta contra sus facultades de autogobierno y autorregulación que derivan del principio de su autonomía universitaria”, según explica un boletín de prensa emitido ayer por la UAEH. Emmanuel Rosas Guerrero, asesor legal de la casa de estudios, explicó a este diario que la sentencia es histórica, “ya que es la más importante en materia de autonomía universitaria que se haya dictado en la historia de México”. Esta resolución, no obstante, aún puede ser apelada. Según el propio Rosas Guerrero, para que la sentencia sea definitiva es necesario que cause ejecutoria, es decir, “que sea inatacable”. ¿Qué quiere decir eso? Que si las autoridades, en este caso el Congreso local y el gobierno estatal, deciden no interponer recurso de revisión, la sentencia será definitiva. Por el contrario, si deciden actuar, entonces tienen derecho a inconformarse dentro de los 10 días a partir de la notificación. Después de resolver el recurso de revisión, la sentencia será inatacable, explicó Rosas. Ayer el Congreso local anunció, a través de un boletín de prensa, que solicitará un recurso de revisión. Todo parece indicar que el sentido de la resolución favorable a la UAEH no cambiará, lo cual seguramente sentará precedentes por si en el futuro alguna autoridad intenta una maniobra parecida. De filón. Por si le hicieran falta problemas al Partido de la Revolución Democrática (PRD), resulta que está envuelto en una controversia a propósito de la elección de su nuevo líder estatal. La propia dirigencia acusó la irrupción de grupos de choque, luego de que el domingo explotaron dos cohetones durante su sesión de consejo estatal, mediante la que fue electo Héctor Chávez Ruíz como nuevo presidente. En contraste, los escasos simpatizantes guadarramistas argumentan que la elección
fue fraudulenta. ¿Y así competirán en la elección?

Comentarios