Ciudad de México.– La Asociación Nacional de Alcaldes (ANAC) solicitó de nueva cuenta a la Secretaría de Gobernación (Segob) elaborar y ejecutar un protocolo de seguridad para alcaldes y funcionarios de los tres órdenes de gobierno, a fin de evitar más asesinatos como los ocurridos este fin de semana con los ediles de Pungarabato y San Juan Chamulla.

“La ANAC solicita de nueva cuenta que la Secretaría de Gobernación elabore y ejecute un protocolo de seguridad para alcaldes y funcionarios de los tres órdenes de gobierno, sobre todo en los territorios considerados focos rojos por la delincuencia y la inseguridad como el caso de Tierra Caliente”, mencionó la ANAC en un pronunciamiento público.

El Alcalde de Huixquilucan y presidente de la ANAC, Enrique Vargas del Villar, expresó su rechazo a los asesinatos y exigió a las autoridades competentes el esclarecimiento de lo ocurrido.

Ambrosio Soto Duarte, Alcalde del municipio guerrerense de Pungarabato, fue asesinado la noche del sábado cuando un grupo de hombres armados disparó al vehículo en el que circulaba a la altura del punto conocido como Las Curvas del Cajón, en el tramo entre San Lucas, Michoacán, y Ciudad Altamirano. Junto con el regidor perredista el comando mató a su chofer, según reportan medios locales.

Apenas ayer, sujetos armados asesinaron al Alcalde y al síndico del municipio de San Juan Chamula, Chiapas, en una enfrentamiento que dejó un total de cinco muertos y 12 heridos graves.

El Partido de la Revolución Democrática (PRD) demandó a las autoridades investigar por qué no se reforzó la protección del Alcalde de Pungarabato, Guerrero, Ambrosio Soto Duarte, ultimado esta madrugada y quien había recibido amenazas.

El presidente del Consejo Nacional del Sol Azteca, Ángel Ávila Romero, dijo que una vez más el Gobierno federal encabezado por Enrique Peña Nieto,  ha fallado en la protección de los alcaldes amenazados por el crimen organizado.

“Recordemos que Ambrosio ya había advertido al propio Peña Nieto sobre las constantes amenazas que recibía y de las extorsiones que el crimen organizado le exigía. Con tales amenazas se veía venir un ataque de estas magnitudes y ni el Gobierno federal y mucho menos el local reforzaron la seguridad del Alcalde”, recalcó.

En un comunicado, Ávila destacó que el Gobernador de Guerrero Héctor Astudillo Flores, “está absolutamente rebasado por el crimen y no se ve que tome cartas en el asunto”.

“La seguridad del Alcalde era responsabilidad del Gobierno Federal. Exigimos una investigación de por qué no fue reforzada a pesar de todos los indicios y amenazas”, dijo.

Por su parte, el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa Huerta, denunció que a pesar de que en la Segob ya se conocía de las amenazas en contra del Edil de Pungarabato, no hicieron nada.

“Hablamos con la Secretaría en dos ocasiones y no nos dieron respuesta”, expresó el legislador.

Barbosa señaló que se dio aviso a la Segob y al Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, de que el crimen había amenazado al Alcalde guerrerense.

El coordinador del PRD en el Senado exigió a las autoridades federales y estatales investigar el caso, procesar a los responsables y otorgar el cuidado, la custodia y garantías de vida a la esposa e hijos del Edil.

La secretaria general del PRD, Beatriz Mojica Morga, criticó que el Presidente Enrique Peña Nieto abandonó la región Tierra Caliente y no escuchó las denuncias de amenazas contra el alcalde perredista de Pungarabato.

En su cuenta de la red social Twitter, la perredista originaria de Ciudad Altamirano publicó que Peña Nieto “prefiere perseguir maestros q (sic) narcos”, que el alcalde denunció amenazas pero no fue escuchado.

En la misma red social, la presidenta nacional de ese partido, Alejandra Barrales Magdaleno, envió su solidaridad a los familiares y afirmó que urge frenar la violencia y la impunidad, mientras que en la cuenta del partido se advirtió que los perredistas “estaremos atentos a las investigaciones y no permitiremos que este homicidio concluya en carpetazo”.

Para el presidente del partido Movimiento Regeneración nacional (Morena), los asesinatos de los alcaldes, habla de la descomposición que existe en el país y que el llamado Mando Único no ha funcionado.

En entrevista para SinEmbargo, Batres dijo que el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto no ha escuchado las alertas de los alcaldes amenazados por la delincuencia.

“El Gobierno no ha escuchado las alertas. No se siente que haya autoridad que haga justicia. Lo que pasó es muy delicado [asesinatos], exige un despliegue de fuerza pública”, expresó.

Mencionó que la estrategia de seguridad de Peña Nieto no ha funcionado porque a mitad de su sexenio la delincuencia está rebasada en todos los niveles.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios