Todas las relaciones humanas y la diversidad de sus interacciones pueden representarse, examinarse y analizarse en una malla o red. La metodología conocida como análisis de redes de vínculos (ARV) es una herramienta utilizada ampliamente en varios campos disciplinares para conocer los conglomerados que se forman en cualquier grupo social.
En el ámbito político la mayoría de estudios se enfocan en la identificación de actores de forma descriptiva, sin profundizar en las relaciones de poder que se tejen entre los grupos y, mucho menos, “medir” la naturaleza de las interacciones para anticipar o incidir en los resultados electorales.
El ARV permite conocer los nombres de los actores que conforman las redes (nodos más y menos conectados), el tipo de relaciones (de acuerdo o conflicto) que se tejen entre sus actores y el peso (grado de incidencia) que ejercen en la red, por lo que su uso no debe de pasar desapercibido para los asesores, candidatos y generadores de inteligencia electoral en los próximos comicios. Todos los institutos políticos que de verdad quieran profesionalizar sus herramientas de operación política deben de conocer y cuantificar el comportamiento de los agentes a fin de ahorrar costos y procurar mejores resultados.
Es claro que la voluntad humana nunca podrá ser controlada al 100 por ciento, sin embargo, esa herramienta es de gran utilidad para que cualquier tomador de decisiones, que quiera identificar los patrones de comportamiento social, busque incidir en ellos. Pero sobre todo, buscar transformar la historia de PRIvilegios que ciertos actores han heredado de generación en generación, en una sociedad que reclama mejores gobernantes.

Análisis de una red política de Mixquiahuala: ¿Por qué perdió el PRI?

En el proceso electoral de 2016, la candidata priista de Mixquiahuala perdió la contienda electoral por diversas razones: por la conducción de su imagen pública (tan alejada del electorado), una campaña que no sedujo al electorado joven, pero, de manera contundente, la derrota se debió a la falta de un operador político que lograra acuerdos entre los principales liderazgos de los grupos locales de ese municipio. Eso derivó en el ascenso del candidato de otro partido y que ahora gobierna al ayuntamiento.
Para dar algunas respuestas del por qué perdió el partido hegemónico en ese entonces, se modelizó una red que considera a 88 actores políticos de Mixquiahuala durante 2016. Para ello, se utilizó el software (UCINET y Gephi) con el fin de conocer criterios de centralidad (nodo más conectado) y los pesos entre los actores (tipos de relaciones), llegando a las siguientes conclusiones ejecutivas:
1.- Nueve actores son los que aglutinan el mayor número de vínculos, porque son los que más poder ejercen en la red y, en consecuencia, los que diseñan la forma de la misma. Las desavenencias entre ellos causaron su derrota electoral.
2.- Hay nodos con alta concentración de vínculos en la red, sin embargo, ser el nodo muy vinculado no significa ser el mejor posicionado. En el caso de esa red, se muestra que a pesar de que hay tres actores que más vínculos tienen, también son dos los que más conflictos tienen con el resto. De hecho, esos nodos jamás tuvieron empatía con la candidata elegida y no operaron a su favor.
3.- Existen aproximadamente 11 nodos u actores que concentran 76 por ciento de todos los vínculos de la red política analizada. Es decir, que si los operadores políticos los hubieran identificado de manera anticipada y además los hubiera convencido, seguramente el resultado electoral hubiera sido otro y los costos muchos menores.
Las contiendas electorales que vienen a nivel nacional estarán llenas de descalificaciones, guerra sucia y violencias bien definidas entre los contrincantes, por lo que es importante que las fuerzas progresistas también conozcan esas herramientas para que eviten la confrontación y vayan a los segmentos electorales que más les convienen. Las nuevas campañas electorales están obligadas a generar el acercamiento con el electorado y demandarán más herramientas tecnológicas para la comprensión del comportamiento electoral, no solo como un voto más, sino además como individuos con necesidades, visiones y sueños. Si eso no lo comprenden los políticos de todos los partidos, seguramente su derrota está anticipada como ocurrió con el partido hegemónico en el municipio analizado en la contienda pasada.

Email: [email protected]

Comentarios