ine

 

Héctor Gutiérrez / Agencia Reforma
Ciudad de México
Tras el fallo del tribunal electoral federal que amplió el límite de las aportaciones privadas que podrán recibir los candidatos independientes, el Instituto Nacional Electoral (INE) analiza cómo será la distribución de los montos.
El consejero Benito Nacif explicó que la unidad técnica de fiscalización analiza cuánto podrán recibir de aportaciones, públicas y privadas, los candidatos sin partido al Senado, pues hay estados donde el monto de financiamiento público es casi la totalidad del dinero que pueden gastar.
“Puede ocurrir que tengas mucho financiamiento público si eres un estado pequeño, por ejemplo Tlaxcala, y puede ser que el financiamiento público quede muy cerca del tope, eso nos pasó en 2015”, expuso.
La unidad técnica de fiscalización, agregó, debe realizar los cálculos pues no les pueden dar más de lo que pueden gastar.
Nacif, presidente de la comisión de prerrogativas y partidos políticos, refirió que, además, se tiene que revisar si, efectivamente, Jaime Rodríguez el Bronco y Margarita Zavala han devuelto su financiamiento público.
De lo anterior, planteó, se conocerá si el dinero al que renunciaron podrá ser repartido a los candidatos independientes a senadores y diputados federales.
Aunque en su momento votó a favor de que los independientes solo pudieran recibir financiamiento privado equivalente a 10 por ciento del tope de gastos de campaña, Nacif respaldó la decisión de la sala superior.
El consejo general del INE prevé sesionar hoy para acatar la orden de la sala superior de ajustar el monto de financiamiento privado que podrán recibir los candidatos sin partido.
El monto de financiamiento privado que el INE perfila establecer para los candidatos a la presidencia es de 422 millones de pesos.
En el caso de los candidatos a diputados, cuyo tope es de 1.4 millones, el monto de aportaciones privadas dependerá si Zavala y el Bronco renunciaron al monto que les correspondía.
En el caso de los aspirantes a senador, donde el tope de gastos de campaña va de los 2.8 millones a los 28.6 millones, el árbitro tendrá que hacer los cálculos de distribución de los montos, por entidad, para que el monto privado no supere los topes.
Además de que, al igual que en el caso de los candidatos a diputados, tendrá que tomar en cuenta si los presidenciales renunciaron a su financiamiento público.

Comentarios