Analiza investigadora comportamientos económicos de países

430
contingencias

Ruth Ortiz sostuvo que sí influyen las contingencias temporales e internacionales

Pachuca.-

Al dar a conocer las conclusiones del trabajo Tipo de cambio real y crecimiento económico. Países desarrollados versus países en vías de desarrollo, la profesora investigadora de comercio exterior de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) Ruth Ortiz Zarco indicó que no existen comportamientos diferenciables económicos entre naciones desarrolladas y no desarrolladas.

La especialista, perteneciente al Instituto de Ciencias Económico Administrativas (ICEA), explicó que sí influyen en la economía las contingencias temporales e internacionales, como una crisis; “sabemos que vivimos en un mundo globalizado y, por consecuencia, si hay una en Estados Unidos, las secuelas no solo las tiene ese país, sino que se expande a todo el mundo. Esto sí es un determinante”, declaró.

El trabajo de la científica universitaria pretende determinar si existe algún patrón de comportamiento que diferencie a los países. Entre las naciones desarrolladas que analizó están Estados Unidos, Nueva Zelanda y Canadá, en tanto que los no desarrollados fueron México, Chile y Brasil.

A través de la metodología de datos de paneles, una técnica econométrica, la especialista de la UAEH constató que la situación actual del país y el mundo es importante, pues existe un ambiente de inestabilidad del tipo de cambio ante las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y las próximas elecciones, de manera que en las áreas de negocio interesa lo que sucederá.

La científica universitaria constató que la situación actual del país y el mundo es importante, pues existe un ambiente de inestabilidad del tipo de cambio ante las renegociaciones del TLCAN y las próximas elecciones

Detalló que los países subdesarrollados son exportadores de bienes primarios, como frutas, semillas y minerales, como es el caso de las naciones de América Latina. “Así es como nos insertamos al mundo, vendiendo lo que tenemos, lo que producimos, que son generalmente bienes y servicios que no requieren de un proceso de transformación, porque no tenemos la maquinaria y la tecnología”, manifestó.

Agregó que la inversión extranjera directa ha propiciado que México tenga desarrollo, que la productividad se incremente y gracias a eso puede exportar automóviles, que son el principal producto de exportación, además del petróleo. En el caso de importaciones, la especialista dijo que el país importa maquinaria y equipo, como celulares, computadoras y autopartes.

Puntualizó que en el país existe una necesidad muy grande de invertir en el desarrollo de la tecnología, algo que se ha dejado de lado, pues es uno de los primeros sectores que se ven afectados en los recortes presupuestarios, a través de la educación y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Al hablar acerca de la entrada de divisas a la nación resaltó la importancia de las mismas, pues la moneda mexicana no tiene la suficiente hegemonía a nivel mundial para poder importar, ya que es necesario el dólar, tal es el caso del petróleo que se cotiza en esa moneda.

Para finalizar, la investigadora de la Autónoma de Hidalgo compartió que ese trabajo será presentado en el cuarto Congreso Internacional de Ciencia Económico Administrativa, que será realizado en septiembre, como parte de la labor que realiza en el cuerpo académico de estudios de comercio internacional, en donde también participan Amada Hidalgo Gallardo, Yolanda Sánchez Torres, Adrián González Romo, Patricia Hernández Valdés, Clotilde García González, Mario Cruz Cruz y Daniel Cruz Ávila.

Comentarios