Ciudad de México.- La Secretaría de Economía (SE) analiza a qué nuevos productos que se importan desde Estados Unidos (EU) les aplicará aranceles, como parte de las represalias comerciales que México aplicó desde junio de 2018 cuando el gobierno del presidente Donald Trump determinó imponer esas mismas medidas de 25 y 10 por ciento a las importaciones de acero y aluminio mexicanos, anunció la subsecretaria de comercio exterior, Luz María de la Mora.

También advirtió que de cumplirse las amenazas del presidente de Estados Unidos Donald Trump de cerrar la frontera con México, tendrían efectos “muy disruptivos y negativos” para el comercio y la economía de ambos países, porque 70 por ciento del intercambio comercial se hace mediante transporte terrestre.

“Ahorita estamos haciendo una evaluación para ver qué tipo de productos podemos replantear con esa medida y esa presión (para que Estados Unidos quite los aranceles al acero y aluminio)”, indicó la subsecretaria, entrevistada tras participar en un foro organizado por la Cámara de Comercio de San Diego.

La funcionaria no detalló cuántos ni qué productos serían incluidos en el paquete, pero admitió que serían agropecuarios y dijo que el listado completo será dado a conocer a finales de abril.

Estados Unidos, dijo, “debe cumplir su palabra” de retirar los aranceles al acero y aluminio que impuso tanto a México como a Canadá, bajo la 232, como una medida para presionarlos, primero, a que accedieran a renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y luego a firmar el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que derivó del proceso, pendiente de ratificación por los congresos.

Recordó que desde el gobierno de Enrique Peña Nieto fueron impuestos aranceles a importaciones de Estados Unidos (71 en total, entre productos siderúrgicos, industriales, agropecuarios y de aluminio), como compensación por el daño económico ocasionado a México y que se calculó en 3 mil millones de dólares.

Esa medida, dijo, “ha tenido un efecto positivo pues están moviendo a grupos estadunidenses para que les soliciten a sus congresistas quitar ese arancel”. También sobre el eventual cierre de la frontera dijo que los funcionarios mexicanos tienen muchos “aliados” en Estados Unidos “para hacerle ver” al presidente Trump que deben trabajar en conjunto.

“Nosotros sí estamos tomando con toda seriedad las declaraciones del presidente Trump, nos parece que son declaraciones que realmente son desafortunadas porque la frontera entre México y Estados Unidos es una frontera porosa. México es el segundo mercado para las exportaciones de Estados Unidos y su segunda fuente de importaciones, entonces tenemos una relación viva y dinámica”, sostuvo.

  • La subsecretaria de comercio exterior Luz María de la Mora no especificó qué productos estarían bajo esa medida, pero adelantó que serían del sector agropecuario

Comentarios