Analiza UAEH pobreza en la entidad

918
uaeh

Pachuca

Mediante el proyecto de investigación Pobreza alimentaria en el estado de Hidalgo, el cuerpo académico de estudios en trabajo social de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) pretende hacer un análisis sobre las condiciones de la entidad a través de varios instrumentos.
Raúl García García, jefe del área académica de trabajo social y quien coordina esa investigación, explicó que es un proyecto que tiene dos grandes momentos; el primero con cuatro objetivos que incluyen la construcción de un marco teórico referente a la política social y atención a la pobreza alimentaria.
Además de realizar trabajo de campo, elaborar mapas geoestadísticos y la organización de un congreso de expertos en pobreza alimentaria, entre otros puntos; dicha actividad inicia hoy en el auditorio Jesús Murillo Karam del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu).
“Nosotros solo nos basaremos en la pobreza alimentaria o carencia alimentaria; un ejemplo, los municipios más pobres en carencia son Xochiatipan, Huehuetla, San Bartolo Tutotepec y Huautla”.
Respecto a los mapas cartográficos, el investigador dijo que primero se tomará un curso con recursos del Programa anual de investigación (PAI), el cual apoya el proyecto.
“Un experto en la elaboración de mapas vendrá a impartir un curso al cuerpo académico, eso será lo primero, que nosotros aprendamos a manejar el software, necesariamente es cuantitativo, se toman datos del Inegi, Coneval y Conapo y de acuerdo a lo que se le pida al mapa nos dará un resultado de la región.”
Con dichos mapas podrá conocerse dónde existe carencia alimentaria y dónde hay menos, aunque concuerda con otros investigadores que la pobreza cada vez es más presente en zonas urbanas y en municipios como La Misión, que no está en la Cruzada nacional contra el hambre.
“Cuando hablamos de pobreza se dice que es un problema estructural, tiene que ver el ingreso económico, pero no es lo único, hay otra serie de factores, hay comunidades que están muy dispersas geográficamente, entonces no tienen servicios básicos; no hay un determinante pero va de la mano con empleo, seguridad social y salud.”
Sobre los factores que podrían disminuir ese problema social, el investigador mencionó que uno de ellos sería la organización comunitaria, es decir, que la misma comunidad sea quien gestione sus recursos y formas de producción o a quién se destinan los programas alimentarios, aunque se requiere también la participación de las autoridades.
“En cuanto a políticas públicas, por ideas no están mal; la Cruzada nacional contra el hambre fue una buena estrategia que el presidente Peña Nieto emitió, pero el sesgo clientelar, la corrupción y el uso discrecional de los recursos hacen que no se dé, pero sí tenía una buena intención”, concluyó.

Investigación

  • Raúl García García,
    jefe del área académica de trabajo social, explicó que el proyecto tiene dos grandes momentos; el primero con cuatro objetivos que incluyen la construcción de un marco teórico referente a la política social y atención a la pobreza alimentaria
No votes yet.
Please wait...

Comentarios