Washington.- Negociadores del Congreso de Estados Unidos (EU) trabajaron el viernes en pro de un acuerdo sobre la seguridad fronteriza, en medio de indicios de que la Casa Blanca está preparándose para aceptar un pacto bipartidista, que le daría al presidente Donald Trump una fracción del dinero que ha exigido para erigir un muro en la frontera con México.

Los participantes prevén que el dinero para la barrera física sea menos de los 5 mil 700 millones de dólares que Trump ha solicitado para comenzar la construcción del muro, que ha adquirido un significado icónico para él y sus partidarios conservadores.

En un indicio del poder de negociación que ha perdido durante un enfrentamiento que ha dominado las primeras semanas en que los demócratas han ejercido la mayoría en la Cámara de Representantes, parece seguro que la cantidad será cercana a mil 600 millones de dólares, según participantes, una cifra que aparecía en un proyecto de ley bipartidista en el Senado el año pasado.

“Estamos trabajando para eso”, mencionó la representante demócrata Lucille Roybal-Allard, una de los negociadores.
Si se alcanza un acuerdo, se evitaría caer en un nuevo cierre gubernamental parcial el próximo fin de semana.

Trump ha advertido que podría provocar un nuevo cierre en las agencias si no se sale con la suya, pero esa amenaza se ha quedado sin bases reales debido a la firme oposición de los legisladores republicanos desgastados por el cierre gubernamental récord de 35 días que él inició en diciembre.

Un asesor de la Casa Blanca explicó que se prevé que Trump respalde cualquier solución negociada que surja y reconoció que los legisladores republicanos no están dispuestos a aceptar otro cierre. El asesor habló a condición de guardar el anonimato para poder describir las conversaciones internas.

Comentarios