Con una herencia importante en el automovilismo estatal, la piloto salta a los circuitos para competir cada fecha en un mundo dominado por hombres

Ella suele verse por los circuitos de los autódromos Bosques del Ángel y Moisés Solana pisando a fondo el acelerador de su auto rosa. El visor del casco solo permite ver sus ojos oscuros clavados en la pista mientras sus manos presionan el volante en cada carrera, en la búsqueda de una bandera de cuadros.
Su nombre es Angie Herrera Cadena y es una de las dos mujeres que participan en el Serial Regional de Automovilismo. Su habilidad para el manejo la mantiene actualmente en el subliderato de la categoría stock, a solo un punto del primero, pero su carrera como profesional inició hace dos años y medio, cuando decidió “entrar al quite” tras el retiro provisional de su hermana Ana María.
Procede de una familia que ha estado ligada al deporte automotor desde siempre. Su padre Salvador Herrera fue piloto y su abuelo Ángel Herrera Yáñez un impulsor del automovilismo del estado, por ello, la velocidad corre por sus venas.

Crecimos con eso en la sangre, a nosotros nos arrullaban en el carro. Llega una edad en la que tú misma sientes que ya te toca formar parte de eso. Para mí participar en las carreras es una manera de mantener vivo el nombre de mi abuelo, él fue un gran ejemplo para mí y luchó toda su vida por el automovilismo del estado.

Cada vez que se sube al auto comienza la adrenalina previa a la bandera verde y concentra toda su atención a la carrera.

He de confesar que me tiembla todo, me tiemblan las piernas cuando aprieto el freno para no avanzar, o el acelerador al fondo cuando dan el banderazo de salida, pero ya una vez que empieza la carrera ya no pienso en nada, me bajo exhausta y eso es todo.

En un mundo que es gobernado en su mayoría por hombres, Angie ha sabido ganarse un lugar, aunque para ello ha tenido que pagar “derecho de piso”. En la pista no hay diferencias de género, ahí cada quién tiene un nombre y lo debe hacer respetar. Una de sus mayores metas es que cada vez haya más mujeres en los circuitos.

Tengo mucho tiempo gestionando más mujeres porque debo decir que los hombres sí son muy machistas, sí nos echan el carro, se quejan de que no los dejamos pasar o que hacemos ciertas cosas, yo quiero engrosar la fila de las mujeres para que seamos mayoría y sientan ellos lo que yo siento ahora.

Cuando la tulancinguense no está arriba del auto de carreras dedica tiempo a su profesión como ingeniera en finanzas y empresaria.

Dirijo una empresa de conservas regionales, me gustan mucho las finanzas, el análisis, me encanta hacer alianzas del campeonato con la iniciativa privada, me siento muy orgullosa de pertenecer a mi estado, he descubierto muchas cosas que no sabía y que me gusta compartir con las personas.

A la piloto se le puede ver en cada una de las fechas del Champ Car & Track Day’s 2016, al que le restan todavía cuatro etapas y que este año cumple su 10 aniversario de rodar por los autódromos de Hidalgo.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorInstagram combate el acoso con nueva función para filtrar comentarios
Artículo siguienteMaldito Vicio: Decimos lo que pensamos
Emma Fermín
Egresada de la UAEH, reportera deportiva. Siete años en el medio, y los que faltan. E-mail: [email protected]