La actitud amenazante, fundamentalista, de los grupos, sectores y partidos de la derecha mexicana es la respuesta directa al vacío ideológico, la falta de programa, la ausencia de ideas, de honradez y rumbo de un dizque gobierno dividido por intereses y ambiciones punibles, dedicado a su enriquecimiento personal, al saqueo y a la inmundicia.
Los demás dislates y zarandajas de los próceres de pacotilla, solo son atrevimientos verbales y represiones populares materiales, que no tienen asidero alguno. Todos los argumentos culpando a los actores sociales de la protesta y de la vanguardia, terminan siendo, en el mejor de los casos, pura agua de borrajas. En el peor, se revierten lastimosamente contra sus adalides.
El pensamiento político de la derecha es, independientemente de su brutalidad conservadora, un montaje ideológico sustentado en la manipulación del miedo y del odio al progresismo, porque éste puede arrasar sus cimientos de oscurantismo y violencia, echar por tierra, hasta semánticamente sus principios.
Defender la reforma educativa, el bienestar imaginario que derraman los tecnócratas recaudadores, apelar a la razón de Estado para salvaguardar sus exclusivas prebendas, en permanente búsqueda de privatizaciones de todos los servicios esenciales, son argumentos mendaces y aterradores de incapaces e indolentes.

Regiomontanos por lo nauseabundo y primitivo

Ante este panorama, a nadie ha sorprendido que diputados locales y federales panistas, en compañía de la Unión Neoleonesa de Padres de Familia, hayan tomado la insensata decisión de arrancar las páginas de los libros de texto gratuitos que contengan información sexual, sobre el cuerpo humano y métodos anticonceptivos.
Sacaron el hacha de la intolerancia medieval. Quemarán los volúmenes de cargo, espetan, y tomarán las escuelas, si los textos de educación preescolar, primaria y secundaria no son retirados de las instituciones educativas públicas y privadas del estado de Nuevo León. Algo nauseabundo y primitivo.
Arremetieron contra el matrimonio igualitario y el derecho a la adopción, favorable a parejas del mismo sexo. La sociedad “ilustrada” regiomontana, con su apoyo desusado a las medidas anteriores, recuerda la frase de Antonio Machado: “Los que dicen que están de vuelta en todo, es porque no han ido a ninguna parte”.

Persecución y castigo ejemplar a los progresistas

Nos recuerdan todas las etapas negras de la historia. Desde el mandamiento toral de la ley de hierro de las oligarquías, revelada por Wilfredo Pareto, Gaetano Mosca y Robert Michels en relación a que las clases dominantes no permiten trabajar en la esfera cultural a ciudadanos progresistas…so pena de desatar, con el apoyo de sus medios a modo, una gran persecución y castigo ejemplar a las creencias políticas de pacifistas, liberales y antirracistas. En contra de la tolerancia y la libertad de pensamiento y expresión.
Reafirman la regla de oro de la soberbia panista: encaramarse sobre el triunfo, para creer que pueden ir por todo, hasta en los renglones sensibles de la convivencia organizada. Enseñar el cobre. Destazar al oso, incluso antes de cazarlo. Blandir el ridículo como estrategia de gobierno. Creer que se la comen cruda.

Savonarolas de huarache, animados por triunfos aparentes

Son capaces de esto y más los Savonarolas de huarache. Se envalentonan con los triunfos aparentes de sus candidatos en siete gubernaturas el pasado junio. Se les olvida que fueron beneficiados por los votos de rencor contra el sistemita de la tolucopachucracia, y avituallados por los mismos tolucos y pachuquitas enfrentados entre sí para torcer los favores de un inútil dedo presidencial.
Pero como contaron con las maletas de dinero necesarias, las repartieron entre panistas coaligados con perredistas aventureros para hacer creer al ya cincuentón muchachito de Atracomulco que tienen en la bolsa a la opinión ciudadana del 50 por ciento del padrón electoral y por tanto, deben ser los ungidos en la aventura presidencial, de antemano perdida.

Delación, cimiento del fundamentalismo conservador

Juegos de abalorios, sombras chinescas, que se aferran a ilusorios resultados, en aras del auto engaño y la mezquindad política. Pulsos fantasiosos que lastiman la visión objetiva del problema, mientras atizan todos los odios y los miedos de una retórica mendaz y antipopular.
Una catarata de despropósitos históricos denuestan al fundamentalismo de derecha. Las armas usadas en contra de la clase obrera durante las décadas de 1920 y 1930 lo confirman.
Las listas negras del equipo macartista, los juramentos de lealtades, un conjunto de leyes de dudosa constitucionalidad, las agrias investigaciones parajudiciales de Edgar J Hoover, la palabra consagrada de los delatores profesionales, son los cimientos del fundamentalismo conservador.

Terror al progreso, odio a los diferentes, miedo a la equidad

La religiosidad fundamentalista, inspirada en el calvinismo y el protestantismo, mezclada con la ideología racista, cerraron el paso a libros como El origen del hombre, de Charles Darwin en una docena de estados de la Unión, incoando juicios en nombre del Estado, considerados históricos por el nivel de polémica que protagonizaron.
En Tennessee, un profesor de biología fue acusado y enjuiciado por enseñar la teoría darwinista de la evolución, revelando nítidamente la oposición de la derecha al cuestionamiento de la religión, su apoyo a la enseñanza anticientífica en las escuelas y su oposición a la libre manifestación de las ideas.
Las histerias anticomunistas, antiislámicas, anticientíficas forman parte de lo mismo. En el fondo está el terror al progreso, el odio hacia los diferentes, el miedo a la equidad.

Tolucopachucracia desprotege áreas del Estado mexicano

En el caso mexicano, la actitud de lastimosa decadencia del conservadurismo fundamentalista, se expresa, desgraciadamente, en áreas que deberían ser protegidas con toda la fuerza del Estado, en favor de las y los niños mexicanos.
En la amenaza latente y militante de lo peor de las claques empresariales y gobernantes, por privatizar servicios tan elementales como la salud, la educación y hasta la seguridad pública, tareas esenciales de cualquier aparato gubernamental, del nivel que sea, de la ralea que pretenda proteger con su rapiña.
La actitud estatal debe ser observada como un delito de lesa humanidad, de proporciones grotescas y despiadadas, un atentado a plena luz del día sobre los elementales decoros de la Patria.
¿No cree usted?

Índice Flamígero: Un admirado colega, lector asiduo de este espacio –quien prefiere mantenerse en el anonimato–, comenta la colaboración titulada El SAT ladra… sin morderse la lengua, publicada ayer aquí: “¿Cómo puede ser culpable de algo alguien que no ha existido en absoluto las últimas seis o siete décadas o más? Me refiero al mítico ‘capitalismo´ que NUNCA ha existido al cien por ciento en parte alguna del mundo, y que lleva décadas de no operar ni siquiera marginalmente en todo el globo. Lo que existe es un MERCANTILISMO en el cual las oligarquías políticas y las plutocracias económicas están de hecho integradas para explotar a la sociedad. El capitalismo real es el reino de las voluntades individuales libremente expresadas, y eso hace mucho que fue brutalmente reprimido por corporaciones oligopólicas o monopólicas y por gobiernos que las protegen, favorecen, apapachan y de mil maneras ayudan a destrozar toda posible competencia individual o de empresas medianas y pequeñas con impuestos salvajes, reglamentaciones excesivas, auditorías feroces, etc. El siguiente paso será la implantación de una dictadura colectivista que se presentará como socialismo igualitario y que, entre otras cosas, a ti en lo personal te garantizará un ingreso mínimo (MÍNIMO, apenas suficiente para sobrevivir; eso será la llamada ‘Renta Ciudadana’, ‘Ingreso Universal’, o como te guste) y a cambio te obligará a ser miembro de una burocracia que fijará tus temas permitidos, los medios en que puedes publicar, las frecuencias y extensiones en que puedes hacerlo, censurará previamente tus textos, te dirá a quién hay que atacar y a quién defender, etc. Ese nuevo sistema se presentará como “anticapitalista” (y ciertamente lo será: todos contra el cadáver, a moro muerto gran lanzada). Las masas se tragarán enterita esta rueda de molino, creerán que han ‘ganado’ y se echarán de boca, más de lo que ya están, en los brazos de sus dominadores. Porque eso es lo curioso: uno de los muy pocos bastiones que quedan del auténtico capitalismo… eres precisamente tú, un individuo que toma sus propios riesgos y decisiones sin estar esclavizado a nada. En consecuencia estarás entre los primeros en ser sacrificados por el nuevo sistema que tan eficazmente habrás contribuido a crear. En fin…” + + + Escribe don Alfredo Álvarez Barrón: “Este es un divertimento al estilo alvaradeño, el epigrama original es una cuarteta que escribí hace algunos años y que hoy parece oportuno desempolvar, convenientemente actualizada. La noticia es la siguiente: ‘Arrancar hojas, literal. Estamos proponiendo que se arranquen las hojas de los libros de texto, en donde, de acuerdo con los especialistas, la información que se está manejando no es la correcta’, manifestó la presidenta de la Unión Neoleonesa de Padres de Familia ‘Es un no rotundo a los libros de texto como están ahorita. No los queremos aquí en Nuevo León’, declaró por su parte la presidenta de la Asociación Estatal de Padres de Familia. Ambas asociaciones aseguraron que el incremento en el número de embarazos adolescentes es producto de la información contenida en estos libros de texto’. Hasta aquí, la noticia. Y ahora el epigrama de El Poeta del Nopal; si quiere seguir leyendo va por su cuenta y riesgo: Alaban a Torquemada / en pleno siglo XXI / tachando de inoportuno / un programa de avanzada / pues la información errada / afirman, deja secuelas, / y aleccionan, con cautela, / a jóvenes inmaduros: / si quieren sexo seguro / ¡vayan con Doña Manuela!”.
www.indicepolitico.com / [email protected] / @pacorodriguez

No votes yet.
Please wait...

Comentarios