Pachuca.- Industriales de la masa y la tortilla anticiparon que este año el precio del alimento sufriría un incremento que rondaría entre 1 y 1.50 pesos, debido al encarecimiento de diferentes insumos indispensables para su preparación.

De acuerdo con los empresarios del sector, la harina de maíz sufrirá aumento de 700 pesos por tonelada este año, según anunciaron las dos grandes empresas, Minsa y Maseca, que controlan su abasto en el país.

Actualmente la tonelada de harina ya tiene un costo muy elevado de 10 mil 500 pesos por tonelada debido a que se encareció en el transcurso de 2018. El nuevo aumento, elevará 45 centavos el costo de producción de un kilo de tortilla.

A este hecho se suma la constante variación que registra el precio del kilogramo de gas licuado, que actualmente se vende en 10.90 pesos el litro.

El precio del alimento variará según los costos y volumen de producción de cada establecimiento, por cual no es posible determinar de cuanto sería el incremento.

Comentarios