El excanciller mexicano Jorge Castañeda Gutman vino ayer a Pachuca para hablar de las posibilidades que tiene el denominado Frente Ciudadano por México, alianza que respaldan los partidos Acción Nacional (PAN) de la Revolución Democrática (PRD), y Movimiento Ciudadano, con la idea de llevar no solo un candidato a la presidencia de la República, sino de construir un proyecto de nación común. El también exaspirante a la candidatura a la presidencia de la República a través de la vía independiente reflexionó sobre esta coyuntura y detectó algunas oportunidades para esta alianza, inédita si de elecciones a la presidencia de la República se trata. En primer lugar, dijo que el frente debe llevar, preferentemente, un candidato apartidista en función del rechazo que merma la imagen de los partidos hoy día. Si los partidos entienden el descrédito que enfrentan entre la población, y si optan por figuras o candidatos que conecten con la gente, entonces tienen la elección ganada, reflexionó el analista político, reconocido no solo en México sino en el extranjero. Y no es asunto que afecte a un partido u otro, sino que el problema es que la sociedad simplemente no quiere ya más partidocracia, atajó. Castañeda pidió diferenciar entre candidatos apartidistas e independientes. Los primeros, si bien no tienen partido, sí tienen cercanía con alguno; son, en general, candidatos en los que la gente se reconoce. Respecto a los segundos, Castañeda opinó que las candidaturas independientes son un fenómeno que ya pasó, esto dicho por alguien que hasta hace algunos meses apostaba por esa vía.

La elección de 2018 se encamina hacia un escenario inédito pues se prefigura una competencia pareja entre tres bloques principales: uno compuesto por el PRI y sus aliados; otro por Morena y el Partido del Trabajo (PT) y uno más que recientemente emergió gracias a la visión del PAN, PRD y MC, quienes detectaron que una gran parte de la ciudadanía no se decanta por los extremos que representan los dos primeros bloques. Hoy, sin un candidato definido, esa tercera vía ya es una opción competitiva. Si eligen un abanderado con los atributos que sugiere Castañeda, téngalo por probable ganador en la elección del año entrante. Ya veremos. De filón. Una vez más el sector de la construcción se enfrenta a una crisis debido a los recortes presupuestales y limitados recursos disponibles para obra pública. Según el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Carlos Henkel Escorza, las empresas de la construcción en la entidad operan al 50 por ciento de su capacidad instalada. Y el año que entra, no es por ser pesimista, tampoco resulta nada halagüeño: también habrá recorte aunque no de la magnitud del que sufrimos este 2017.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios