Aplasta Alemania aspiraciones del Tri en Confederaciones

362
tri
El conjunto nacional se encontró con los “fantasmas” del pasado, donde no ha podido sobresalir en torneos importantes

ALBERTO VILLEGAS ROA
Ciudad de México

La selección mexicana cayó 4-1 ante Alemania en las semifinales de la Copa Confederaciones en el estadio Fisht Olympic, de Rusia. Leon Goretzka marcó un doblete para los teutones, Timo Werner y Amin Younes contribuyeron en la goleada, en tanto, Marco Fabián descontó por el Tri.

El conjunto nacional se encontró con los “fantasmas” del pasado, donde no ha podido sobresalir en torneos importantes. El tricolor buscó, intentó, pero una falla de concentración en los primeros siete minutos le costó el partido.

Apenas al cinco, Leon Goretzka lanzó un tiro pegado al poste con un pase de Draxler, y Guillermo Ochoa no pudo hacer nada para detenerlo. Dos minutos después, el jugador del Schalke marcó un doblete, aprovechó el error en la salida de la defensa mexicana, y el marcador se puso 2-0. Los dos goles del alemán fueron los más rápidos de la Copa Confederaciones.

Después de los errores aztecas, al 12 Oswaldo Alanís mandó un disparo lejano que cayó a las manos del portero del Barcelona.

Giovanni Dos Santos mandó un centro para Jonathan, pero el jugador del Villarreal no llegó a tiempo y Ter-Stegen atrapó el esférico.

Al minuto 35, Javier Hernández bombeó el balón para definir ante la salida de Ter-Stegen, pero su remate fue desviado.

Para la segunda mitad el esquema cambió y Juan Carlos Osorio le dio entrada a Hirving Lozano por Javier Aquino, para ayudar al equipo; sin embargo, al minuto 58, Timo Werner anotó en el marco abierto, tras un pase de Jonas que esperó la salida de Memo Ochoa, para poner el 3-0 en el marcador. Alemania se vio muy superior en las jugadas diseñadas pero México tuvo más la posesión de balón.

Al 70, Miguel Layún se aventuró y lanzó un tiro adentro del área que el arquero barcelonista detuvo. En el minuto 75, Raúl Jiménez remató con la cabeza y el esférico pegó en el poste, situación que salvó a los teutones.

Al 89, Marco Fabián lanzó un potente disparo desde afuera del área, que el arquero Marc-André ter-Stegen no pudo atajar. El tricolor logró su gol de honra y el marcador se puso 3-1, ya imposible para remontar.

Tres minutos después del gol mexicano, Amin Younes definió de tiro cruzado para poner el 4-1 definitivo, y ya nada pudo hacer el portero Memo Ochoa. La concentración mexicana desapareció y los contragolpes fueron lo que buscaron al final del partido, pero la historia ya estaba escrita.

Comentarios