El Poder Judicial alargó por seis meses más el proceso contra los cuatro ciudadanos que fueron detenidos en abril por protestar contra el Tuzobús, quienes enfrentan en libertad la acusación de ataques a las vías de comunicación.
Pablo Ramírez Morán, uno de los cuatro detenidos, declaró que deberán presentarse para firmar mensualmente hasta febrero de 2017, además que no pueden asistir a marchas contra el Tuzobús.
Durante entrevista, consideró que la finalidad de alargar el proceso es inhibir el derecho de los ciudadanos a manifestarse en la vía pública.
Ramírez Morán, junto con otras tres personas, fue detenido el 2 abril frente a la plaza comercial Galerías, como parte de las marchas de inconformidad ciudadana por el servicio del Tuzobús y la eliminación de las rutas tradicionales.
Fueron liberados tras pagar 3 mil pesos como medida cautelar, además tuvieron que comprometerse a firmar los días 6 de cada mes y no participar en las manifestaciones contra el sistema de transporte.

“El Tuzobús es un negocio, una mala implementación, impuesta de manera unilateral. Salimos a marchar con tal de remediar esto, juntamos firmas para presentarlas al Congreso sin ser escuchados. Esto provocó que protestáramos en las calles.”

El gobierno trata de detener esa inconformidad “a través de meter miedo con hostigamiento y agresiones”, agregó.
Como antecedente, Ramírez Morán fue retenido en las inmediaciones del Congreso de Hidalgo durante el pasado informe de Francisco Olvera Ruiz, justo cuando mostró pancarta con la leyenda contra el Tuzobús y pedía audiencia con el mandatario.

Comentarios