Aplican 14 mdp al recinto ferial que parece potrero

586
recinto ferial

A pesar de la millonaria inversión en la zona, las inundaciones son constantes

Tulancingo.- A pesar de los 14 millones de pesos que Tulancingo le inyectó al recinto ferial en 2017, el pasado sábado el foro artístico se inundó. Tras la anegación, el gobierno municipal informó que destinó recursos para contrarrestar la problemática.

Por la topografía del área fue necesaria la implementación de acciones complementarias, como el mantenimiento de bombas de achique de gran caudal para el desalojo de aguas pluviales.

En un comunicado, el ayuntamiento informó que en el paquete de infraestructura para el recinto ferial correspondiente a 2017 por 14 millones de pesos, el tema pluvial estuvo incluido y derivado de ello se ejecutó, en una primera etapa, la construcción de un cárcamo de bombeo y la ampliación del tubo de descarga para tener mayor capacidad de salidas pluviales.

El sábado hubo un flujo de agua pluvial de entre 70 y 80 litros por segundo, de ahí que se tuvieran problemas de encharcamiento.

No obstante, el cárcamo funcionó correctamente y fue de gran apoyo para canalizar agua acumulada hacia el dren cercano, mediante bombas de achique que colocó la dirección de Bomberos y Protección Civil.

Mala planeación

La Secretaría de Desarrollo Urbano precisó que el problema de encharcamiento radica en el origen de la instalación de la feria, pues su cimentación no fue con niveles adecuados para evitar inundaciones que recurrentemente se presentan en la zona.

Por el crecimiento poblacional y asentamientos, los flujos se dirigen hacia la parte más baja donde se encuentra el recinto ferial. Ante ello, esa parte siempre presentará inundaciones por las características de la zona.

En el ámbito de solución, hay dos alternativas de raíz a la problemática, una sería sobreelevar la feria, lo cual representa una alta inversión, y la segunda opción es dotar al cárcamo de bombas de mayor caudal, cuya inversión aproximada es de 750 mil pesos.

La inversión aplicada al recinto ferial durante los dos últimos años ha estado orientada a la pavimentación, rehabilitación de superficies, mejoramiento de baños, concreto en el perímetro de la feria y, por supuesto, el tema pluvial.

Comentarios