Quizá a través del tiempo el sistema universitario mundial se tornará más complejo y exigirá mayor calidad, por lo que a nivel mundial la tendencia será el aumento del número de universidades que realicen investigación, con más programas de posgrado, y posiblemente se tenderá a la disminución de las instituciones que solo hacen docencia. En efecto, en los países en vías de desarrollo que le den un valor marginal a la investigación, a sus investigadores, a sus publicaciones en revistas especializadas y en general a la ciencia y tecnología posiblemente no podrán insertarse en la sinergia que el mundo exige.
Por eso es muy importante que las escuelas de educación superior incrementen su calidad, la cual puede ser medida por diferentes instrumentos, como el Time Higher Education (THE), que es uno de los rankings con mayor prestigio a nivel mundial y da mayor relevancia al grado de complejidad y aporte a la investigación de las universidades, la incidencia de investigación y su impacto, además de que es una muestra real del progreso de las universidades, ya que resalta la productividad del sistema, aun cuando en países en vías de desarrollo la inversión en investigación del producto interno bruto (PIB) es marginal. Cabe mencionar que México destina menos de uno por ciento del PIB y, además, se recortan recursos. Por lo que pertenecer a ese selecto grupo de universidades en el ranking THE es un antecedente importante que confirma la importancia de las universidades de calidad y que en países en desarrollo como el nuestro invita a la reflexión para que se considere con racionalidad y se corrijan los aspectos que van en contra de los desafíos futuros de nuestra educación, como son los recortes presupuestales.
Por otro lado, la inclusión y diversidad son rubros que impactan en muchos países de diferente forma, como son sus tasas de migración y nivel de desarrollo, ya que generan culturas organizacionales más ricas con mejores experiencias educativas. En efecto, al carecer de inclusión y diversidad se genera desigualdad que impacta en muchos rubros, entre los que destaca la educación; pero solo ésta actúa eficazmente sobre la desigualdad, porque crea ventajas para las nuevas generaciones, mitigando y compensando las desigualdades tanto de origen socioeconómico como cultural.
Además, los excelentes resultados obtenidos por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) son motivo de orgullo que la posiciona como una de las mejores instituciones de México y América Latina. En efecto, recientemente el rector Adolfo Pontigo Loyola mencionó que: “Al ingresar al grupo de las mejores 50 universidades de Latinoamérica, de acuerdo con el ranking Time Higher Education, la UAEH cumple con una de las principales metas en su Plan de Desarrollo Institucional”.
Asimismo, este año la UAEH subió siete lugares en el ranking de americaeconomia.com por su inclusión y diversidad, así como por su vocación de apoyo a estudiantes indígenas.
Finalmente, enhorabuena a nuestra máxima casa de estudios, la UAEH, y su Patronato Universitario por tan significativos logros.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorGeneró Hidalgo 5 mil 783 empleos durante primer trimestre
Artículo siguienteOcho años de cambios y aprendizajes
Doctor en ciencias de los materiales, ingeniero minero metalúrgico por la UAEH y maestro en ciencias en geología minera por el Instituto Politécnico Nacional. Profesor investigador de la Autónoma de Hidalgo y miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Colabora en Libre por convicción Independiente de Hidalgo desde 2009.