Conocer el arte y su desarrollo histórico es el primer paso para entenderlo y gozarlo, pues está hecho para comunicarse con seres de la misma especie.
Los especialistas para su estudio lo han dividido también en su producción por zonas terrestres y en todos los museos de artes, para integrar sus salas se usa el método histórico y, en muchos, se da preferencia a lo producido en la región.
De tal modo que en una breve lista, los estadios serían: prehistoria, egipcios, griegos, arte romano, arte paleocristiano, arte bizantino, románico, gótico, renacimiento, barroco, neoclásico, impresionismo, art nouveau y surrealismo. Esto comprende hasta el siglo XIX y solo en el mundo occidental.
Abordaremos poco a poco cada uno de los temas en sus respectivos contextos, de forma resumida, de acuerdo con el espacio del que disponemos. También abordaremos el arte mexicano y sus aportes al arte universal.
El siglo XX se caracterizó por aportar muchas escuelas, estilos y movimientos.
Procuraremos ejemplificar por lo menos con una obra que represente el tema, y quizá no podré ocultar mi profundo fervor por las obras seleccionadas.
Paralelamente abordaremos la vida y obra de algún artista en especial, como ya lo hicimos con el gran Leonardo, en colaboraciones anteriores.
En términos generales, arte es la maestría para hacer algo. Desde el punto de vista de un economista, es un trabajo altamente calificado.
“Evocar en sí mismo el sentimiento ya experimentado, y habiéndolo evocado por medio de las líneas, los colores, el movimiento, sonidos y formas, expresarlo para transmitirlo, y que otros experimenten el mismo sentimiento. Esta es la tarea del arte,” escribió León Tolstói.
El primer libro del tema fue escrito por el autor italiano Giorgio Vasari en el siglo XVI y se titula: Vida de los más excelentes pintores, escultores y arquitectos, y en él ensalzaba con justicia a los artistas de su Florencia natal.
Dicen los especialistas que su empeño al trabajar en esto es hacer inteligible el caudal de escuelas y estilos que ilustran tantas obras que enriquecen la historia del arte e ilustran la historia de la humanidad.
Insistimos en que nuestros escritos en lenguaje llano, son para los recién llegados a este bello mundo del arte, pues los iniciados los encontrarán repetitivos y, quizá, hasta aburridos. Nuestra intención es proporcionarles un mapa para orientarlos e inculcarles la importancia y centralidad del arte en la experiencia humana. Donde esté el ser humano, habrá arte.
Agradeceré sus comentarios…

[email protected]
http://josecarrillocedillo.com/pintura/

Comentarios