Pide nuevamente la confianza de los ciudadanos, aun cuando los “traicionó”

Pachuca.-

Pese a que aprobó en 2013 la reforma energética, que lastimó el bolsillo de millones de mexicanos, pues implicó lo que después se conoció como gasolinazo, hoy Emilse Miranda Munive intenta ser reelecta a la diputación federal por el distrito 04, con cabecera en Tulancingo, bajo los colores del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Después de casi cinco años de haber aprobado la reforma energética, que provocó el aumento de precios de gasolinas y diésel a partir de la liberalización del mercado de los combustibles, hoy Miranda está nuevamente en campaña electoral pidiendo a los ciudadanos del distrito 04, que comprende Huehuetla, San Bartolo, Tenango, Agua Blanca, Metepec, Acaxochitlán, Cuautepec, Santiago, Tulancingo y Acatlán, le refrenden su confianza y su voto en las elecciones del próximo domingo, aun cuando los “traicionó” avalando que México perdiera la soberanía sobre los hidrocarburos naturales (petróleo y gas).

Según información oficial de la Cámara de Diputados, la hoy abanderada de la coalición Todos por México (PRI-PVEM-Panal) fue una de los 210 legisladores que aprobaron la reforma energética que turnó el presidente Peña Nieto al Congreso de la Unión dentro del paquete de reformas estructurales.
La información correspondiente a la votación de la reforma energética, donde aparece el nombre de Emilse Miranda respaldando la minuta que turnó el Senado de la República, puede consultarse en: http://sitl.diputados.gob.mx/LXII_leg/listados_votacionesnplxii.php?partidot=1&votaciont=403.

La sesión en la que el pleno de la Cámara de Diputados aprobó la minuta senatorial sobre la polémica reforma energética fue el miércoles 11 de diciembre de 2013 y tuvo que celebrarse en un salón alterno: el auditorio Aurora Jiménez de Palacios, ubicado en el edificio E del palacio legislativo de San Lázaro.
Dicha sesión fue presidida por el panista Ricardo Anaya Cortés, actual candidato presidencial por la coalición México al Frente (PAN-PRD-MC).
La encendida discusión al respecto puede consultarse en el Diario de los Debates, en: http://cronica.diputados.gob.mx/PDF/62/2013/dic/131211-1.pdf.

Enemiga de las mascotas

Miranda también aprobó otra de las reformas legislativas que afectó la economía de millones de mexicanos cuando avaló la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, que entre otras cosas permitió elevar de 10 a 15 por ciento el impuesto al valor agregado (IVA) en las fronteras.
Pero uno de los asuntos que más indignación y malestar ocasionó entre los ciudadanos fue la aprobación del nuevo impuesto a los alimentos de las mascotas, mismo que Emilse Miranda aprobó en la sesión ordinaria número 23 del pleno de la Cámara de Diputados, realizada el 17 de octubre de 2013.
El cobro de ese impuesto se aplica desde 2014, perjudicando los ingresos de más del 50 por ciento de los hogares mexicanos en el país que tiene un animal de compañía y realiza un gasto promedio semanal de 70 pesos para su alimentación.
Los dueños de mascotas o animales de compañía se encuentran en todos los estratos socioeconómicos, pero principalmente en los de nivel medio, medio bajo y niveles muy bajos. El gobierno de Peña Nieto, gracias a los votos de los diputados federales, entre ellos el de Emilse Miranda, aumentó sus ingresos a costa de los propietarios de animales sin ofrecer ningún incentivo a cambio, pues se carece de espacios públicos especializados y de atención veterinaria gratuita de calidad.
Con eso se agravó el problema de la sobrepoblación de perros en la calle, pues se agregó un incentivo económico para su abandono.

Comentarios