Avalan reforma educativa en Hidalgo

Con 25 votos a favor, dos en contra y cero abstenciones el dictamen fue aprobado

Pachuca.- El Congreso de Hidalgo aprobó con 25 votos a favor, dos en contra y cero abstenciones el dictamen de la reforma educativa enviado por el Senado, mismo que debe ser avalado al menos por 17 legislaturas locales.

En sesión de ayer, legisladores locales validaron los cambios a los artículos tercero, 31 y 73 de la Constitución Política mexicana aprobados en un primer momento por la Cámara de Diputados federal y el Senado.

Los votos en contra corresponden a los panistas Asael Hernández y Claudia Lilia Luna, quienes argumentaron que la reforma presenta falta de claridad en la parte correspondiente a la admisión, promoción y reconocimiento de carrera, lo que pone en riesgo la rectoría del Estado y abre la puerta a que los sindicatos controlen las plazas.

Mientras que diputados del PRD, Encuentro Social, Nueva Alianza, PRI y Morena se posicionaron a favor de las modificaciones que, de acuerdo con Areli Miranda, establecen que todas las personas tienen derecho a la educación y propone la creación de un sistema de mejora continua.

Además, fortalece las atribuciones del Estado en la materia, por lo que ese deberá garantizar desde la educación inicial hasta la superior, y será universal, inclusiva, pública, gratuita y laica, basándose en los derechos humanos e igualdad.

El jueves de la semana pasada, el Senado de la República aprobó por mayoría las modificaciones a la Constitución en materia educativa y lo mandó a las entidades donde es necesario que la avalen la mitad de los Congresos locales más uno.

De acuerdo con medios de comunicación, al cierre de esta edición sumaban ocho legislaturas locales que avalaron la reforma educativa: Hidalgo, Tlaxcala, Morelos, Tabasco, Chiapas, Oaxaca, Colima y Zacatecas.

REFORMA EDUCATIVA,CONGRESO

  • Los panistas que votaron en contra argumentaron que la minuta no es clara en la parte correspondiente a la admisión, promoción y reconocimiento de carrera, lo que abre la puerta a que los sindicatos controlen las plazas

Comentarios