Ciudad de México.- El pleno del Senado de Estados Unidos (EU) aprobó, la mañana de ayer, el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Dicho paso antecede a la ratificación total del convenio, por lo que ahora solo faltaría la aprobación del mandatario Donald Trump.

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) aseguró que el acuerdo comercial significará una mayor confianza para la inversión, mejoras en puestos de trabajo y salarios, así como bienestar para México.

La Cámara Alta estadunidense aprobó la ratificación del T-MEC con 10 votos en contra y 89 a favor, con lo que quedó diezmado el conflicto comercial entre las tres naciones norteamericanas y será encaminada la implementación de normas, sobre todo en el caso de México, en materia laboral, de producción y exportación.

López Obrador emitió un mensaje en el que celebró la ratificación por el Senado estadunidense. “Con esto ya se termina una fase, una etapa importante”, afirmó y dijo que en el gobierno de Estados Unidos ya está aprobado el acuerdo comercial.

El mandatario mexicano pronosticó que la votación en el parlamento canadiense será el siguiente paso a seguir para el T-MEC y su entrada en vigor. Citó que los pronósticos prevén una rápida aprobación en el tercer país.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard Casaubón también aplaudió la ratificación y felicitó al subsecretario y representante comercial de México ante el T-MEC, Jesús Seade, por su labor “excelente”. También agradeció la labor del Senado mexicano.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), que encabeza Ebrard, destacó en un comunicado que el documento superó su última fase de ratificación en EU y afirmó que es un “tratado amplio y poderoso que coloca a México como un socio comercial a la par de EU y Canadá, e inicia una nueva etapa de inversión y crecimiento para la región”.

Norteamérica será consolidada con la firma del T-MEC como la región económica más importante del mundo, sumando más de 22.2 billones de dólares de producto interno bruto (PIB), para más de 490 millones de habitantes, explicó la SRE.

El Senado de EU se convirtió en el segundo parlamento en avalar el acuerdo comercial modificado y que contempla el aumento del valor en las cadenas productivas en Norteamérica. El 19 de diciembre, el T-MEC fue aprobado por la Cámara de Representantes del Congreso estadunidense con 385 votos a favor y 41 en contra.

Ahora, el documento pasará al presidente Donald Trump, quien lo deberá firmar para hacer efectiva la incorporación de Washington al acuerdo. Después de meses de negociaciones y retrasos era el último obstáculo que quedaba para su ratificación.

  • Con la firma del documento, Norteamérica será consolidada como la región económica más importante del mundo, con más de 22.2 billones de dólares de PIB
T-MEC,Senado estadunidense

Comentarios