Con el objetivo de promover la alimentación buena, limpia y justa

Con el objetivo de promover la alimentación buena, limpia y justa llegó a la entidad Slow Food Pachuca.
Se trata de un movimiento internacional que busca llevar a la mesa alimentos de alta calidad preparados con ingredientes frescos, principalmente de origen local.
La iniciativa es impulsada por Elías Fernández Chequer, presidente de esa asociación que en Hidalgo es de reciente creación, pero que ya cuenta con representaciones en prácticamente toda la República.
En entrevista para Libre por convicción Independiente de Hidalgo, explicó que la filosofía de Slow Food es rescatar la gastronomía desde el productor hasta el consumidor final, y se basa en tres principios: bueno, limpio y justo.
“Se trata de que los alimentos que llevemos a la mesa sean de calidad, buenos, sabrosos, frescos, de temporada y que sean locales”, destacó.
La idea, abundó, es que socios de la organización, entre restauranteros, chefs y público en general, promuevan el uso de ingredientes e insumos locales, naturales y libres de pesticidas.
Otro de los objetivos es dignificar el trabajo del productor del campo, “que se pague lo justo, porque hay muchas veces que los productores gastan más en llevar a vender sus productos a la Ciudad de México, que lo que les pagan cuando llegan allá”.
El movimiento, añadió, va en contraposición, desde su significado a la fast food (comida rápida), cuyos efectos dañinos para la salud están comprobados.
Slow Food Pachuca emprenderá cuatro programas encaminados a cumplir sus objetivos.
Uno de ellos es el Arca del gusto, que busca salvaguardar insumos o productos que están en peligro de extinción o desuso.
En tanto, la estrategia Baluartes slow food apostará por preservar productos, platillos o comunidades. Ese es el caso del pulque y sus derivados, manifestó Fernández Chequer, producto que recientemente experimenta un resurgimiento.
La iniciativa Mercados de la tierra involucra a productores de pequeña escala que venden directamente alimentos locales y de temporada obtenidos con técnicas sostenibles. Ese programa también buscará que restaurantes incluyan recetas con responsabilidad social.
También iniciará Huertos slow food (escolares, comunitarios o familiares) en donde mediante el cultivo con técnicas agroecológicas enseñará a comprender el valor de los alimentos.
De acuerdo con Elías Fernández Chequer, la asociación planea organizar eventos, como es el caso de maridajes, en los restaurantes que adopten esa filosofía. Para el 6 de agosto, dijo, ya está programado el Festival de la Granada y el Higo en Tasquillo.
Asimismo, está prevista la elaboración de una guía de restaurantes Slow Food en la entidad que tengan en sus menús platillos acordes a la ideología. La agrupación también ofrecerá una listado de productores dedicados al cultivo de alimentos sanos.
La organización tiene actualmente presencia en Apan, Valle del Mezquital y Pachuca, pero se espera que en próximos meses se posicione en todo el territorio hidalguense.
A solo dos meses de creación, Slow Food Pachuca tiene 55 asociados, entre restauranteros, productores, académicos, agrónomos y chefs.

Comentarios