Apuntan superdelegados a moches

292
superdelegados,AMLO

CLAUDIA GUERRERO /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Los superdelegados estatales del gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tendrán control, supervisión y vigilancia en la aplicación de los recursos federales para erradicar los moches que cobran diputados, alcaldes y hasta gobernadores.

De acuerdo con la instrucción girada por el presidente electo, los llamados coordinadores estatales deberán garantizar que el dinero destinado a programas y proyectos de infraestructura llegue directo a las comunidades, sin intermediarios.

Según el testimonio de varios de los futuros funcionarios federales, ninguna obra podrá iniciarse si no tiene el visto bueno de la comunidad, ya que la intención es poner en marcha una especie de “presupuesto participativo” que garantice su utilidad y eficiencia.

“Lo que pidió el presidente (electo) es que hiciéramos reuniones con la gente, para que los recursos se puedan ejercer en un esquema de presupuesto participativo en donde ningún diputado, presidente municipal o gobernador podrán intervenir para tratar de imponer al constructor, definir la obra o cobrar un moche”, relató uno de los próximos delegados.

“Los recursos federales van a seguir llegando a los estados porque los coordinadores no vamos a manejar los salarios de los maestros, por ejemplo, pero todos los recursos de obras federales no se van a entregar a los estados, porque acostumbran a quedarse con el 10 o con el 20 por ciento del recurso, con el moche y hasta ponen al constructor.”

En esa nueva estrategia presupuestal, el próximo gobierno de López Obrador también buscará evitar que organizaciones civiles realicen gestiones y acaparen el gasto.

“Esto es integral, no somos plenipotenciarios, pero el recurso va a bajar directamente a la gente y no se va a quedar en estas organizaciones ni va a tocar las bolsas de los gobernadores”, detalló otro morenista consultado.

Teniendo como prioridad la transparencia y el combate a la corrupción, cada uno de los 32 delegados designó a su vez a coordinadores regionales en cada entidad, los cuales tuvieron un primer encuentro con López Obrador el pasado sábado en la Ciudad de México.

Los futuros operadores del próximo gobierno federal fueron informados que, por el momento, serán coordinados por Gabriel García Hernández, exsecretario de organización de Morena y próximo subsecretario de Desarrollo Social.

Se prevé que en un plazo máximo de tres semanas sean citados nuevamente para cursos de capacitación en los que se explicará a detalle el catálogo de responsabilidades que deberán cumplir.

El equipo de la próxima administración ya revisa las instalaciones que podrían ocupar las nuevas coordinaciones, con el fin de cancelar el arriendo de decenas de delegaciones federales que hay en cada entidad.

Los futuros coordinadores proyectan además revisar padrones de beneficiarios de los planes sociales federales y las nóminas de cada dependencia, con el fin de realizar depuraciones.

Comentarios