dias

La imagen se captó en los primeros años de la década de 1970. Destacan el presidente Luis Echeverría Álvarez, quien recientemente, a sus 96 años, fue internado por problemas respiratorios, y el entonces gobernador de Hidalgo, Manuel Sánchez Vite. Eran excelentes amigos. Sin embargo, al iniciarse el proceso sucesorio de titular del Ejecutivo en el estado, sortearon diferencias abismales. Según versiones de quienes vivieron de cerca los sucesos, Sánchez Vite se empecinó en que el dirigente estatal de la CNOP Otoniel Miranda Andrade fuera el candidato priista, sin tomar en cuenta indicaciones del todo poderoso Echeverría Álvarez. Miranda Andrade, reconocido doctor, de finas cortesías, ganó la elección. Tomó posesión el primero de abril de 1975 y 28 días después el Congreso de la Unión decretó una desaparición de poderes, y surgió el mandatario provisional Raúl Lozano Ramírez. Fue muestra del supremo poder de un mandatario nacional que llevó, incluso, al rompimiento de algo más que una cordial amistad

Comentarios