Aquellos días

En reciente reunión de amigos se habló largo y tendido de beisbol. Un nombre fue centro de la charla: Roberto Francisco Ávila González. A los más jóvenes poco les significó; a los demás el conocido como Beto Ávila despertó cálidos elogios. Nacido el 2 de abril de 1924, en Veracruz, fue el primer pelotero mexicano triunfador en Ligas Mayores, sobre todo con los Indios de Cleveland. En 1954 logró su consagración: campeón de bateo en la Liga Americana con .

341 de porcentaje, campeón de su división y posteriormente vencedor en la Serie Mundial. Empezó en la Liga Mexicana y tras cinco campañas dio el salto a la llamada Gran Carpa. En el país hay estadios que llevan su nombre, uno en Omitlán. Más que merecido homenaje. Segunda base natural, ya retirado incursionó en política y fue alcalde en Veracruz de 1976 a 1979.

Complicaciones de diabetes le cortaron la vida el 26 de octubre de 2004.

Comentarios