Aquellos días

El general Vicente Osorio Hernández fue el titular de la dirección general de Seguridad Pública y Tránsito durante el gobierno de Adolfo Lugo Verduzco. Antes había estado comisionado en Guerrero, con entrega de buenas cuentas. La primera impresión, por su carácter recio y no pródigo en sonrisas, se diluía en charlas amables, en que exponía sus planes de trabajo. Sus intervenciones para que el estado se mantuviera en calma eran rápidas y definitivas, algunas dejaron sentir su vocación militar. Un episodio demostró “de qué estaba hecho”. El 21 de abril de 1988, temprano, siete horas, hubo un angustioso reporte sobre un intento de evasión de varios reos en el Cereso de Pachuca. De inmediato arribaron grupos policiales encabezados por Osorio Hernández, quien finalmente impuso calma en el reclusorio. El desenlace fue de cuatro reos muertos y el director del penal Roberto Baca Morales, quien ya había pensado en dejar el cargo, además de algunos heridos

Comentarios