NOTA

En la develación de obras en la plaza Independencia de Pachuca destacan por su trascendencia política y en el servicio público Adolfo Lugo Verduzco, entonces gobernador de Hidalgo, y Mario Viornery, quien fuera alcalde de la capital del estado. El primero se desempeñó durante un poco más de cuatro años como dirigente nacional del PRI y era fuerte apuesta para buscar la presidencia de la República. Sin embargo, un tanto sorpresivamente, fue proclamado aspirante a encabezar el Poder Ejecutivo en el estado, al que dirigió del primero de abril de 1987 al 31 de marzo de 1993. Nacido en Huichapan el 3 de marzo de 1933, fue modelo de impecables cortesías. Nunca ocultó su amor por el futbol. Llegó a jugar con el América. Abogado, egresado de la UNAM, también se desempeñó como senador. Viornery, arquitecto de profesión por la UNAM, sufrió en 1994 un accidente automovilístico en la carretera Pachuca-México que casi le cuesta la vida. Era candidato a diputado federal y presidente del CDE del PRI. El percance cortó su intención de buscar la gubernatura de la entidad. Finalmente llegó al Congreso de la Unión y desempeñó con solvencia diferentes encargos. Investigador natural, publicó interesantísimo libro sobre migrantes. Tras ser delegado de Profepa, se retiró a la vida privada

Comentarios