Aquellos días

Ninguna mujer en México ha ostentado más poder en mayor tiempo que la maestra Elba Esther Gordillo. Aún en estos días se reconoce que mantiene adhesiones de la mayoría de los profesores del país. Dos fechas en especial son luz y sombra en su carrera: el 22 de abril de 1989 asumió la dirigencia del SNTE; el presidente de la República era Carlos Salinas de Gortari. Un martes, 26 de febrero de 2013, fue detenida por agentes de la PGR en al aeropuerto de Toluca, bajo cargos de defraudación fiscal, lavado de dinero y operaciones con recursos de procedencia ilícita. El presidente de México era Enrique Peña Nieto. Permaneció cinco años detenida. En 2018, después de que Andrés Manuel López Obrador recibió constancia de mayoría, la Maestra, como también se identifica, fue liberada. Las imputaciones en su contra no se acreditaron. Inició entonces la reconstrucción de su sitio hegemónico como lideresa. Quizá su mejor época fue con Felipe Calderón al funcionar una especie de cogobierno entre la SEP y los sentistas. Experimentada, con conocimiento de una actualidad diferente a la de tiempos pretéritos, está en marcha para ser nuevamente la número uno en el magisterio. Las tendencias parecen favorecerla

Comentarios