Aquellos días

Este 26 de noviembre se conmemora el primer centenario de la muerte del general Felipe de Jesús Ángeles Ramírez, nacido en Zacualtipán el 13 de junio de 1868, quien fue una de las figuras más importantes del país en las últimas décadas del siglo XIX y casi las dos primeras del XX. A los 14 años ingresó al Colegio Militar con una beca que le otorgó Porfirio Díaz, honrando los servicios de su padre en la lucha contra la intervención extranjera. Fue uno de los oficiales más brillantes de su generación. Egresó como teniente técnico de artillería. Fue enviado a Estados Unidos a realizar estudios de artillería y en Francia supervisó armamento adquirido por México. Lo llegaron a criticar por aparentemente ser iluso e irrealista. Fue leal a Francisco I Madero. En octubre de 1913 se sumó al Ejército Constitucionalista y un año después se integró a las fuerzas de Francisco Villa. Demostró su natural talento como estratega. Solo por días fue gobernador de Coahuila y de Nuevo León. Fracasó en sus intentos de unificar a los rebeldes y de disciplinar a los villistas. Ya vencido y aislado fue aprehendido y el 26 de noviembre de 1919 murió fusilado. Una de sus frases célebres fue: “Por qué temerle a la muerte si no le temo a la vida”

Comentarios