Aquellos días

Apenas el 18 de enero de 2020, Luis Echeverría Álvarez cumplió 98 años y se mantuvo como el expresidente de México más longevo. Atrás de él, aparecen Porfirio Díaz (85) y José López Portillo (84), quien lo sucediera como mandatario y en un tiempo fuera su cercano amigo. Identificado como LEA, egresó como licenciado en derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para fungir como docente en teoría general del estado. Desde 1946 se adhirió al Partido Revolucionario Institucional (PRI). De acuerdo con versiones de quienes lo visitan, está lúcido y conversa con afabilidad. En su paso por la política nacional, lo vincularon en episodios tan recriminados como la matanza de Tlatelolco en 1968, cuando era secretario de Gobernación. Asimismo, fue considerado el instructor de un golpe a la vida interna del diario Excélsior, e igualmente una represión contra estudiantes en 1971, que fue identificada como el Halconazo. Con su esposa María Esther Zuno Arce, ya fallecida, fincó una amplia familia: ocho hijos, 19 nietos y 14 bisnietos. Sin duda, personaje polémico en la historia contemporánea del país

Comentarios