Realizar actividad física (en sus múltiples opciones) ayuda a mejorar de manera visible la salud, contribuye a regular las cifras de presión arterial, aumenta la flexibilidad, ayuda a prevenir enfermedades y, además, alegra el espíritu.

 

Comentarios