¿ARCAÍSMO? Palomilla

1959
ARCAÍSMO

Escuchar a una tía –o a la propia madre– decir: “¡Sí, qué venga toda la palomilla!”, produce en las generaciones más jóvenes un efecto contrariado, una especie de rubor, como el que causan los detalles incómodos de la infancia contados por la abuela y más aún si son aderezados con fotografías que se creían felizmente desaparecidas.

Ya el Diccionario de autoridades (1726-1739) consignó siete acepciones para esa palabra, de las cuales todas fueron preservadas en el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), sin embargo, en este fueron agregadas más, hasta rebasar las 20, así que su uso no es solo muy antiguo, sino también muy extendido.

Palomilla procede del diminutivo de paloma por alusión a su forma y se refiere en primer lugar a una mariposa nocturna, cenicienta, de alas horizontales y estrechas, y antenas verticales, aunque también puede hacer alusión a un caballo de color muy blanco y semejante al de la paloma. Pero en la entrada 17 del DRAE leemos: “Pandilla de vagabundos o matones”, que no es exactamente a la palomilla a la que se refiere la tía –aunque a veces pareciera–, pues como coloquialismo ha caído un poco en desuso, sino a un grupo nutrido de amigos o de personas con algún tipo de relación estrecha. Por ejemplo, está la palomilla que acompañaba a Tin Tan en El rey del barrio (1949). Durante la década 1960 y 1970, el término perdió su resabio de barriada y era utilizado en la clase media para designar a los cuates, amigos y sus novias que se reunían para bailar y pasarla relajadamente. Los jóvenes de hoy dicen “la banda”.

El mexiconario

En cada uno de los 32 estados que conforman México encontramos gran variedad de términos que están permeados por la historia, las tradiciones, los pueblos originarios y por su ubicación geográfica.

El mexiconario contiene más de mil 600 palabras usuales y típicas de cada región del país, para que identifique las suyas y conozca las de las demás; tal vez alguna de estas sea aquella que usted quiso expresar toda su vida y nunca había alcanzado a definirla o, como siempre ocurre con el lenguaje, esta sea la que defina su vida.

Comentarios