El libro de la semana

Es un texto publicado en 2015 en homenaje post mortem al doctor Víctor Manuel Ballesteros García (1952-2005), historiador de la máxima casa de estudios del estado

En el fondo editorial de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) puede encontrarse el libro Arcanos hidalguenses, publicado en 2015 en homenaje post mortem al doctor Víctor Manuel Ballesteros García (1952-2005), historiador de la máxima casa de estudios del estado, quien en vida fue líder académico de proyectos de investigación sobre la historia de la entidad hidalguense; su producción bibliográfica incluyó 84 publicaciones en las que se ocupa de la historia y la crónica enfocadas con el mayor análisis académico.

Arcanos hidalguenses contiene la ponencia que fue presentada por su autor en el coloquio Historia de la Creación del Estado de Hidalgo, organizado por el área académica de historia del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) de la UAEH el 24 de febrero de 2005.

Ese trabajo de investigación constituye su última participación en un acto académico magistral, advirtiendo que el documento recoge las ideas desarrolladas de manera verbal, en tanto se proyectaban imágenes de 15 mapas o cartografías de Hidalgo que se han producido en distintas épocas en más de un siglo de existencia de la entidad.

Creemos oportuno, en la celebración de los 150 años de la creación del estado de Hidalgo, compartir un documento que fue parte del legado académico de Víctor Manuel Ballesteros, que da cuenta de la evolución de las cartas geográficas, desde la primera que fue elaborada durante el gobierno del licenciado y coronel Juan Crisóstomo Doria, gobernador provisional de la naciente entidad; hasta la última carta geográfica del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) que tuvo a la vista el investigador universitario en 2005.

HISTORIA

Mapa de Juan C Doria

Es la primera carta geográfica que se identifica con el perfil del estado de Hidalgo. Se trata del mapa levantado por orden del primer gobernador.

Esa carta fue preparada entre enero y mayo de 1869 por el pachuqueño Ramón Almaraz, ingeniero topógrafo, quien ya tenía buen conocimiento de la región central del estado. Muestra la división en 11 distritos y, aunque su perfil es un tanto distinto al que conocemos actualmente, la superficie que incluye –según Víctor Ballesteros– varía por unos cientos de kilómetros cuadrados.

Hemos mencionado en otra ocasión que si metafóricamente el “acta de nacimiento” del estado de Hidalgo, desde el punto de vista jurídico y político, es el decreto de creación promulgado y firmado por Benito Juárez, su “acta de nacimiento” desde el punto de vista cartográfico es el mapa de Juan C Doria y está firmado por el ingeniero Ramón Almaraz, quien fuera uno de los primeros profesores del Instituto Literario y Escuela de Artes y Oficios del Estado de Hidalgo (ILEAO), fundado el 3 de marzo de 1869.

Ese mapa es resguardado en la mapoteca Orozco y Berra de la Ciudad de México.

Mapa de Rafael Cravioto

El general Rafael Cravioto gobernó al estado de Hidalgo de 1877 a 1881, y luego de 1889 a 1897. El mapa al que hace referencia Víctor Ballesteros fue realizado en el segundo periodo de gobierno de ese personaje.

La carta geográfica en cuestión está inspirada en la que elaboró 20 años atrás Ramón Almaraz y, como puede notarse, tiene una extensa información geográfica, económica y política en el texto que la enmarca. Por supuesto, la figura del gobernante aparece en el centro, dentro de una alegoría.

En cuanto a la división política, incluye también la división distrital. Recordemos que cada distrito, compuesto por varios municipios, estaba gobernado por un jefe político, a quien debían reportar los presidentes municipales.

El mapa también es resguardado en la mapoteca Orozco y Berra de la Ciudad de México.

HISTORIA

Mapa de 1910 (anónimo)

De esa cartografía, el investigador Ballesteros tuvo noticias de su existencia y en su presentación hizo notar una copia ilegible, por lo que encargó a quienes en esos momentos lo escuchaban investigar sobre el asunto.

Mapa de Jesús Galindo y Villa, 1926

Dentro de sus investigaciones, Ballesteros sostuvo que el historiador Jesús Galindo y Villa (1867-1937) fue un reconocido estudioso de las ciencias sociales por sus acuciosas investigaciones; también reconocido por varias asociaciones científicas nacionales y extranjeras.

Autor de numerosas obras, entre las que figuran Geografía de la República mexicana (dos tomos, 1926) y una versión más breve de la misma, publicada en Barcelona con el título Geografía de México (1930).

El mapa del estado de Hidalgo está inscrito y forma parte del texto de Geografía de la República mexicana.

Mapas de Teodomiro Manzano

El profesor Teodomiro Manzano creó distintos mapas publicados en diversas ediciones de la geografía del estado de Hidalgo –tema que dominaba ampliamente en el ejercicio de su vocación magisterial–, que se convertían en la guía en los cursos de educación primaria en las escuelas de la entidad.

Ballesteros García, en su intervención ante académicos, presentó una de las páginas de la edición de 1930. Efectivamente, no es muy legible, sin embargo, puede observarse todavía la división en distritos, a pesar de que tales jurisdicciones desaparecieron con la nueva división política puesta en vigencia durante la época posterior a la Revolución mexicana.

Al tratarse de un libro de texto para escolares, existen varias reimpresiones de esa geografía; la obra tiene un formato de 21 por 33 centímetros.

HISTORIA

Mapa del Catálogo de construcciones religiosas del estado de Hidalgo

Un esfuerzo del gobierno federal por hacer el inventario de una parte importante del patrimonio monumental arquitectónico del país lo constituyó ese catálogo, cuyos trabajos de elaboración fueron desarrollados de 1929 a 1932, aunque la publicación de los dos volúmenes se hizo en 1940, el primero, y en 1942, el segundo.

La carta geográfica –que aparece en una página plegada– hace énfasis en los lugares donde se ubican los monumentos catalogados y omite asuntos topográficos tales como la orografía y detalles de la hidrografía. Pone especial cuidado en las vías de comunicación. Su perfil es muy cercano a las cartas geográficas actuales.

Los dibujantes de ese plano seguramente tuvieron a la vista otros que estaban vigentes en la época, utilizados por algunas dependencias federales. Así lo describía Víctor Ballesteros.

En la próxima entrega dominical comentaremos los mapas de la Secretaría de Economía Nacional, del ingeniero Armando Holguín Sánchez, de José María Hernández, el de los gobernadores Rojo Lugo, Rosell, Lugo Verduzco, Murillo Karam y Núñez Soto, así como las cartas geográficas del Inegi hasta 2005.

El libro puede consultarse en las bibliotecas de la Autónoma de Hidalgo. Esperamos sus comentarios en la dirección electrónica: [email protected]D

+ El trabajo de investigación constituye la última participación del autor en un acto académico magistral, advirtiendo que el documento recoge las ideas desarrolladas de manera verbal, en tanto se proyectaban imágenes de 15 mapas o cartografías de Hidalgo

Comentarios