Notas históricas de la hacienda de beneficio de Loreto Pachuca

Hace algunos días apareció la noticia de un incendio en las instalaciones mineras del norte de Pachuca. Después del impacto de ver lo que aparecía en la prensa e Internet, quien esto escribe acudió a los alrededores de la mina de San Juan Pachuca y de la hacienda de Loreto para apreciar que el incendio afectó principalmente la parte de tolvas de la hacienda de beneficio y que afortunadamente incidió en un área relativamente pequeña, de acuerdo a mi particular apreciación, considerando la extensión de las citadas instalaciones, me permito poner a su consideración algunos aspectos históricos de la referida hacienda.
El sitio se ubica en la cañada donde inicia su curso el río de las Avenidas. Originalmente en ese sitio de dependencias relacionadas con la minería existieron dos haciendas, la de la Luz y la de Loreto, divididas por el río. En los últimos años del siglo XIX se cubrió el río con una bóveda y quedaron unidas, prevaleció el nombre de Loreto. La Compañía de Real del Monte y Pachuca la convirtió en su principal sitio de beneficio de minerales, sobre todo cuando dejaron de operar alrededor de 1900 las haciendas de Santa María y San Miguel de la región de Regla. Durante esa época y por más de tres siglos y medio se trabajaba el proceso de amalgamación. En sus instalaciones se logró la mecanización del proceso por esos años, sin embargo ese fue un logro tardío ya que el nuevo siglo traía un relevo tecnológico.
Cuando la empresa fue vendida en 1906 a un grupo norteamericano, se estableció ahí el nuevo método de cianuración el cual se efectúa en tanques y mueve el material con bombas, siendo mucho más rápido, económico y con mejores rendimientos. Conforme la empresa aumentó el volumen de operaciones, fue aumentando su capacidad. En 1922 se estableció la planta de refinación electrolítica, la cual permite obtener los lingotes de plata y oro con altísima calidad. A partir de 1929 cuando se cerró la hacienda de Guerrero localizada entre Real del Monte y Omitlán, la empresa centralizó el beneficio en Loreto, el vecino tiro de San Juan Pachuca sirvió para extraer el mineral de todas sus minas del distrito. Durante la década de 1930 el distrito Pachuca Real del Monte alcanzó la primacía mundial en la producción de plata. En 1947 los norteamericanos se retiraron y la empresa fue adquirida por el gobierno federal y convertida en empresa paraestatal por más de 40 años.
Actualmente está en manos privadas y aunque no tiene minería subterránea, la hacienda de Loreto continúa en operaciones con equipo modernizado y ocupándose del procesamiento de los antiguos jales o desperdicios que por muchos años se acumularon al sur de la ciudad. Por ello continúa obteniéndose plata y oro en esas históricas instalaciones.