Ar xoke, carnaval entre los otomíes de San Bartolo Tutotepec

La Universidad a través de sus libros

EVARISTO LUVIÁN TORRES

Consejero editorial

En esta obra Patricia Gallardo Arias se ocupa de un asunto cultural con profundas raíces entre los otomíes de la Sierra de Tenango, en el estado de Hidalgo: el carnaval y cómo se desarrolla en la región de San Bartolo Tutotepec. La autora realizó una investigación acuciosa para definir el ritual del ar xoke, que reúne elementos culturales prehispánicos y europeos enmarcados en la fiesta pagano-católica del carnaval, lo cual nutre la cosmovisión de aquel pueblo.

La celebración se realiza con una carga simbólica fundamental que se relaciona con variados elementos del pueblo, tales como los individuos, las energías, las acciones y los objetos sagrados. Entre lo más característico destaca el juego del palo volador, porque remite tanto al carnaval como a los elementos del inframundo. Estos aspectos los investiga la autora muy especialmente en las tradiciones y los relatos sobre el origen del hombre y otros temas que han permanecido en el conocimiento del pueblo otomí de la Sierra Oriental y que se mantienen aún.

El conjunto de expresiones culturales en la región expresa la fuerza que tiene el pueblo otomí, pues son elementos que sustentan la identidad y su sentido de pertenencia. Además, no existen en forma aislada; por el contrario, se suman a otras manifestaciones culturales que evidencian la fuerza de la tradición. Para su estudio, Patricia Gallardo se dio a la tarea de adentrarse en el manejo del otomí, aunque confiesa sus dificultades con una lengua difícil para el hispanohablante. No obstante, plantea cómo el manejo del otomí le permitió profundizar en el estudio del ritual, pues las implicaciones simbólicas se expresan a través de la lengua y se interpretan desde el juego semántico de las palabras de esa lengua.

Los curanderos fueron fundamentales para la investigación, pues ellos conocen de los mitos y las historias que hablan de sus orígenes y de la creación del mundo. Sin embargo, el pueblo es fiel a la práctica de rituales y al mantenimiento de sus creencias. Lo anterior es significativo de la región, pues esta se caracteriza por su ritmo de vida que no se apresura por incorporarse a un ritmo externo y ajeno de lo que dictan indiscriminadamente las políticas de desarrollo.

Sus fiestas y celebraciones refieren la rica tradición y la historia de su pueblo en la visión que se ha forjado durante siglos. Ello determina que su práctica se cumpla con los requerimientos de la fe, sin frenarse necesariamente por los costos y con la participación de los habitantes. Por ello las expresiones religiosas aglutinan a la población y dan muestra de la vitalidad de la comunidad.

El carnaval en la región o, mejor dicho, el ritual de ar xoke, es una más de las muchas celebraciones que, en conjunto construyen la visión del mundo de los otomíes de San Bartolo Tutotepec en la Sierra Oriental o de Tenango, en Hidalgo. El sincretismo que proyecta es, sin duda, un claro ejemplo de la supervivencia de lo prehispánico en las prácticas religiosas contemporáneas de los pueblos indígenas de México.

La lectura de este texto, especialmente en estos días de carnavales y cuaresma, invita a acercarse a la región de Tutotepec, que ofrece interesantes expresiones de cultura en medio de un marco natural de singular belleza. Este carnaval guarda su vigencia cultural porque la voluntad popular lo sigue practicando con la fuerza que le da la identidad.

Este libro puede consultarse en las bibliotecas de la UAEH, en Carácter Librería del Pabellón Universitario de la Ciudad del Conocimiento UAEH y en la dirección de ediciones y publicaciones. La obra forma parte del patrimonio cultural que produce la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo y que comparte con la sociedad.

Los ritos y tradiciones de los otomíes de la región de San Bartolo Tutotepec constituyen una expresión importante de sincretismo y mestizaje cultural en la entidad hidalguense

historia